martes, 22 de junio de 2010

los pequeños detalles...

Aviso a navegantes: Disculpad el tono soez y tabernario del post pero es que he estado hojeando la revista SEMANA y sufro el síndrome de Belén Esteban, avisados estáis…

Todo el mundo, aristócratas o plebeyos, ha sido invitado alguna vez a una boda.

La diferencia entre las bodas a las que van unos y a las que van otros radica en los pequeños detalles....

Tanto para los de clase trabajadora como para los de sangre azul ( o los del pan ganado con el sudor de su frente como los del pan ganado con el sudor del de enfrente, ...para entendernos) asistir a una boda es un acontecimiento festivo que nos alegra, y nos brinda la oportunidad de pillar una kurda con cierta licencia ( hombre,...es un día), bailar, abrazar a amigos y parientes y esas cosas que hacen que la vida valga la pena...esa sensación se tiene en las bodas de amigos de verdad o seres muy queridos y muy cercanos, de los que de verdad te importan...

Luego están las bodas por compromiso...( horreur) ese primo segundo por parte de suegra carnal, ese hijo de un amigo de tus padres, ese que vino a la tuya aunque tu casi ni te acuerdas... y has de ir por cojones, no le vas a hacer ese desprecio...hay todo un fuerte entramado de relaciones familiares detrás que pesa como un tráiler cargado de piedras.

Para nosotros los plebeyos esas bodas de compromiso significan que llevas el traje al tinte, o cómprate uno si no tienes...haces un montón de kilómetros, ( en mi caso en barco o en avión, para más inri) , compras un regalo apañao o les ingresas a los tórtolos en la cuenta unos cuantos euros que te salen de lo más profundo del alma, y echas a perder un día festivo de esos que te ganas echando 40 horitas a la semana...total, sale la broma por una pasta … y un esfuerzo.

Para esa casta endogámica conocida como la realeza eso importa una mierda....para las bodas de compromiso de la prima segunda de Estocolmo, un poner, siempre hay trajes y zapatos molones, que paga el erario público, los desplazamientos, también los paga el erario público, los del séquito y los gorilas de la Guardia Real, también…el megahotel donde hospedarse, también…y el día de fiesta, la verdad es que tanto da en medio de una vida enteramente consagrada al entretenido arte de tocarse los cojones…placentera existencia que es sufragada ¿por quién?...lo habéis adivinado, campeones…pagada por el erario público.

Y luego está el menú…aparte de estos detalles ya expuestos está lo que comes o cenas. El menú de las bodas de los plebeyos siempre tiene menos opciones que el de las bodas de la realeza…digamos que si no te gusta el arroz marinera, te jodes y te aguantas o repites de postre o te consuelas con los aperitivos…siempre hay , en el primer o en segundo plato, algo que no te acaba de hacer gracia y no hay muchas posibilidades de elegir, plebeyo, que lo sepas…

Y algo de eso nos pasó a todos los españoles el día que nos casamos en segundas nupcias con la Democracia.( el primer amor siempre es más bonito y más auténtico) . Ese 6 de diciembre de 1978, de aperitivo tuvimos Estado Social y Democrático de Derecho de primer plato Sufragio Universal y extensión de derechos libertades públicas, y de segundo el Estado de las Autonomías…y de postre alguien nos endilgó el trágala de la Monarquía. Te jodes, es lo que hay… A comerse con patatas al nieto de Alfonso XIII, el mismo que el pueblo español puso de patitas en la calle en abril del 1931 tras unas elecciones democráticas. Que sí, que la Constitución del 78 fue aprobada en referéndum…nos ha jodido…era lo que había de menú.

Y allí estaba ella, ( ver foto) con su carísima diadema de plata y brillantes regalada hace caurentaypico años por el genocida Francisco Franco Bahamonde a su suegra, Σοφία Μαργαρίτα Βικτωρία Φρειδερίκη , usease Sofía Schleswig Holstein, o como dicen las marujas, la Reina Sofía….en el día de su boda.

Lo que yo digo, los pequeños detalles,…. En las bodas hay que guardar las formas, los símbolos externos…igual que las mujeres no deben ir de blanco a las bodas de otras, ni los hombres deben tocarle el culo a la novia aunque fueran amigos de la adolescencia… Zopenca, ten el pequeño detalle de arrearte otra joyita en la frente y no nos restriegues en los morros a todos con tu estúpido gesto que el 19 de julio de 1969 el genocida Francisco Franco designó al entonces príncipe Juan Carlos como sucesor a título de rey.

Aunque de hecho, ….ya lo recordábamos.

Salud, Paz y Amor

9 comentarios:

Freia dijo...

Demasiado inteligente, culto y comprometido Vd. para que le saliera un post a lo Belén Esteban. ¡Yo que ya me lo imaginaba con la nariz caída de un lado y las bolsas en los ojos...¡cachis, qué decepción!
Fíjese que nunca antes le dio por un cambio de estado, pero no hay mal que por bien no venga y rectificar es de sabios. Entre que se junta con plebeyos y les ha cogido a todos los "ínclitos" un asco de no poder ni aguantarlos, un día de éstos hasta la condesa se vuelve republicana.
Y donde estén las bodas de langostinos, amiguetes y una trompa de caballería ligera, que se quiten los compromisos sea la clase social que sea.
¿Se imagina Vd. a Laetitia (sacre-bleu!, quien le puso el nombre tuvo un ojo al hacerlo de no veas) dándole al plato de entremeses con choricillo, langostino Pescanova y ensaladilla rusa? Jajajaja. No creo. No sabe de veras lo que es divertirse.
¡Hala, me recojo el polisón y me voy que ya lo he hecho demasiado largo!

Freia dijo...

Por cierto... ¡soberbia la entrada!

Eastriver dijo...

De cojones, chaval. (Lo digo así por seguir la norma Belén Esteban). De cojones tu entrada, no la joya de la tía ésta (cuidado, cuidado, que estamos bordeando el delito... sabrás que es delito meterse con ellos, o sea que estamos apañados ambos). Vi una revista de estas y pensé lo mismo: qué huevos con los vestidos estos que les pagamos entre todos los presentes, recortados o no. Desconocía el detallito de la diadema, que estoy contigo que te pone aún más de los nervios. Pero lo más gordo es ¿por qué cojones nadie dice nada? ¿En serio que a la gente le parece bien pagarle un traje de torera a la infanta Elena? (si tienes el Semana búscala, búscala). Y de torera encima, que servidor está contando los días para que conviertan esta ciudad mía en antitaurina... Es que no dan una ni queriendo.

RGAlmazán dijo...

Oiga, no había visto esta entrada hasta ahora. A uno a veces se le quiere escapar lo mejor.
Pues sí, esa diadema es un insulto, esta muchacha se lo está creyendo y va de faraona.
Y oiga esa afición de leer prensa rosa no se la conocía, ya veo que de allí también se puede sacar información jugosa.
Yo me he negado a ir a cualquier boda, y lo cumplo desde hace mucho, y desde luego más si es religiosa, ni de coña. Mis amigos me tienen cariño, yo creo, por extravagante, como el que tiene una pieza rara, pero no claudico.
Volviendo al tema, ya sabe usted que estos no se conforman, ellos siempre quieren más, aunque sea una horterada como la diademita franquista. Y ya sabe usted que además compran yates de competición porque el de papá está fuera de onda. Eso sí fabricado en Nueva Zelanda.
¿Hasta cuando tragará este pueblo?
Chi lo sa?

Salud y República

Petita dijo...

Esta institución nos cuesta más de lo que debiera y encima la defienden con argumentos como: son una família muy sencilla o porque la actuación del Rey fue imprescindible para la instauración de la democracia en España. Amigo mío aquí todos se "tragan el menú sin contemplaciones... Los españolitos arropados por su otra princesa, "La Esteban" les defienden, admiran y vitorean... Por cierto; me he quedado muerta con el orgullo con el que luce Leticia la Tiara de Paquito... ¡Qué horror!
En este país el espíritu crítico brilla por su ausencia... Menos en tu post: felicidades por este regalo para la lectura... Me ha encantado; ¡¡¡ espectacular!!!

dudo dijo...

(que te echaba de menos) mi ración de fritanga, camarerooooooo...
-me encanta el post.
-I agree. A más no poder.
-me encanta lo de Freia (Laetitia sacre-bleu!)mpffffjijijiji...
-y lo de Petita: la diadema de Paquito. Suegri, pásame la diadema de Paquito, que me la ví a poné. Incrédibol, bat trú.
(sigo opositando, pero ya queda muy poco, muy poco...)

__MARÍA__ dijo...

¡Estupenda entrada!
Me pasa como a Rafa, que la he leído tarde.
Aunque dice el refrán que "nunca es tarde si la d(p)icha es buena"

¡Feliz fin de semana!
Besos

ANABEL dijo...

¿Molesto porque no te invitaron? Anda ya, no te escuezas por tan poca cosa. Dentro de ñlaskjfaslñkdjf años, yo te invito a la boda de alguna de mis mozas (espero que no sean tan frikis como para casarse el mismo día con dos gemelos, porque me tiro por un balcón), nos zampamos un jamoncito ibérico, gambitas... y quedas como un rey ¡huy perdón! como un señor.
¿Qué si puede ser antes? No creo porque yo me casé hace seis años y tengo intenciones de que el maromo me dure un poco.
Besitos
P.D. Siento mucho la tontuna, pero anoche no me dejaron dormir hasta las dos y media.

Anónimo dijo...

El més inquietant de la questió és que no m'imagino al "reina un fresco general proveniente de Galicia" (que digueren a "la Codorníz") pagant semblant bijuteria. El que si imagino es diguen: Oye Carmen...tú que tienes tanta "mano" por las joyerías de Madrid...¿por qué no le buscas algo a la griega esa que se ha venido con una mano delante y otra detrás?.
Anys més tard, posem per cas enguany, la grega segueix saltant de la "reunió" del Bilderberg, i menystenint què a Basauri es celebrava la final de la Copa de la Reina que va guanyar el teu estimat R.C.D. Espanyol, se'n va anar a París per veure la final de Rafa Nadal, tenista que es representava a si mateix, i molt bé per cert (Voilà l'authentique glamour)