miércoles, 17 de junio de 2009

Emotivo homenaje veraniego

Desconozco sus nombres, desconozco detalles sobre sus vidas. Sin embargo, desde lo más hondo de mi ser les estoy profundamente agradecido por sus aportaciones a la historia universal, a la vida cotidiana de otros seres humanos.


Hablo de un grupo reducido de inventores anónimos, (o anónimos al menos para mí, que no tengo el gusto, oiga)…que tuvieron a bien en un momento de sus vidas dedicar su tiempo y energías para hacer más cómoda y llevadera la de los demás.

Y en concreto, la entrada esta viene a cuento de que se avecina un verano caluroso,…vamos, como los de toda la vida en esta España nuestra que es la antesala de África, a lo que hay que añadir que- digo yo- ya se empieza a notar la cosa esta del calentamiento global.


HOMENAJEADO Nº1. El/la que inventó el protector solar del parabrisas del coche.


Me refiero a esa cosa que en algunos casos es de cartón, y en otros casos es de una telilla enrollable con aspecto metálico pero sin embargo muy ligera y que se coloca justo detrás del cristal delantero frontal del coche, protegiéndolo de la luz solar matutina impenitente…a ver quién es el guapo, que, en pleno mes de julio, agarra el volante a las tres del mediodía en un coche que ha estado aparcado a la intemperie desde las nueve.

Intentar eso es arriesgarse a dejarse siete capas de epidermis ahí enganchadas. Eso por no hablar de intentar respirar en un habitáculo de 6 m cúbicos revestido de metal que ha estado expuesto al sol mediterráneo de julio durante 7 horas.


HOMENAJEADO Nº2. El/la que inventó la sandalia y/o la chancleta.


A diferencia del objeto anterior, (que es una cosa más bien contemporánea)…la chancleta y su pariente, la sandalia tiene un origen que se pierde en la noche de los tiempos…Sumerios, Hititas, Egipcios….quien sabe si los hombres del Neolítico inferior, ya iban con chancletas. Lo cual nos dice que se trata de un objeto bien diseñado que ha resistido milenios con apenas cambios imperceptibles en su aspecto. Una plataforma que hace de suela con tiras de cuero cosidas para sujetarla al pie…y tira millas ( nunca mejor dicho) .


Sin embargo, y aunque caiga una canícula de 40º C a la sombra siempre te encontrarás fanáticos integristas de la ocultación del pie, que van por ahí con calcetines y zapato cerrado de cuero. Un servidor, absolutamente respetuoso con las opciones personales de cada uno, piensa que… bueno, que vale…que si quieren cocerse el pie a fuego lento, como al baño maría, es cosa suya….


Pero es que lo que tiene pelotas del asunto es que, los integristas del zapato cerrado, como todos los fanáticos del mundo, tienden al proselitismo y al desprecio de aquel que creen hereje, y son capaces de soltar perlas como éstas:


1.- “…Ya está aquí el jipi. Pero…¿dónde vas en chancletas, hombre?...”

2.- “Oiga, pero…¿ cree usted-por imagen corporativa, lo digo- que es propio de alguien con sus responsabilidades y su retribución, ir así, enseñando los pies?…”


No os dejéis amilanar. Son como las hienas, huelen el miedo…hay muchas respuestas posibles a tamaña ofensa, pero, en mi caso tengo una preparada que os cedo gustosos para cuando queráis y no hace falta citar el copyright.


-“Escucháme bien..si tú, contable de medio pelo, administrativo encorbatado de despacho insostenible con aire acondicionado…. Tú que no sabes hacer la o con un canuto, y que eres incapaz de cuadrar un puñetero balance,… en general no tienes ni puta idea de nada, pero, en particular, no tienes tampoco ni idea de que, por poner 5 ejemplos… el arquitecto de la gran pirámide de Keops, o Arquímedes, o Sócrates, o los 300 espartanos de las Termópilas, o el gran Cayo Julio César conquistador de las Galias…todos, iban con sandalias en su vida profesional…¿Acaso te crees tú mejor que ellos?”.


Pues bien. Eso es lo que apetecería decir, …. pero –en pro de la convivencia laboral-me contengo. En su lugar me contento con un simple…”¿Son chulas, eh?. Pues me salieron baratísimas en las rebajas”. Eso sí, acompañado de una sonrisa cínica y cara de me-importa-una-mierda-cualquier-cosa-que-digas-mamón.



HOMENAJEADO Nº3. El que inventó el gin-tonic.


Ay, amigos. Hasta ahora hemos repasado objetos prácticos y con sentido. Ahora entramos en invenciones aplicadas a lo que viene siendo la vida lúdica y recreativa, aunque, si repasamos el origen del asunto, hay que reconocer que tenía su utilidad.


En los siglos XVIII y, sobre todo, XIX, la Gran Bretaña se convierte en ese mega Imperio Colonial que destinaba a los borrachos de sus hijos como combatientes y/o funcionarios a sitios tan recónditos como la India o el Sudán…. y dio argumento a las novelas de Kipling.


En el hoy lejano año de 1870, la empresa J. Schweppe and co. , establecida en Londres, tuvo la idea de añadir quinina a su producto estrella, la soda carbonatada, dando lugar al “agua tónica” una bebida que además de refrescante era un medicamento para combatir el paludismo y la malaria.


Para mejorar el sabor del invento, un avispado oficial británico cuyo nombre no ha quedado registrado para la historia, propuso añadirle Ginebra a la recién inventada tónica para fabricar un combinado alcohólico. Seguramente debido a las propiedades medicinales que desde antiguo se han atribuido a la Ginebra. Y de esta manera nace el Gin- tonic, maravilloso invento que rápidamente se extendió por todo el planeta, y probablemente, una de las pocas cosas positivas que produjo la criminal explotación colonialista.


A la sencilla receta, conviene añadirle dos rodajitas de limón…una, para dejarla dentro del vaso, y otra, para exprimirla rociando contra el borde de este..y, sobre todo, unos cubitos de hielo en vaso largo…que aunque haya algún gilipollas que su primo le ha dicho que eso del cambio climático es mentira…el CALOR, con mayúsculas, ya está aquí, mis niños.


Salud, Paz y Amor a todos.


PD: Este post ha sido pensado para vuestra participación, payos…si se os ocurre algún invento cotidiano cuyas virtudes alabar, no lo dudéis…es el momento, o si por el contrario…algún objeto que os rodea parece diseñado por el mismo Lucifer…este es el momento…poned a parir al invento y a la madre que lo parió…que yo os apoyo.


12 comentarios:

Marcelo dijo...

Las suscribo todas, y le agrego la licuadora.- En verano y con frutas a mano, la adoro. Puede ser con leche, puede ser con alcohol. Aunque no junto que te vas derecho al retrete. Te absuelvo de los pecados de tus tres libros. Uno, sólo porque está prescripto. Los otros dos, con pasión, porque te los mereces.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

¡Uff! hay tantos inventos que nos han hecho la vida más fácil... la lavadora, la aspiradora... tambien los que tu describes, especialmente, el cartón plateado para el coche--¡gran invento! Besotes, M.

ANABEL dijo...

Completamente de acuerdo con usted, estimado Dany Boy. Me ha entusiasmado su respuesta a los uniformados antisandalias, pero creo que los que se ponen calcetines cuando las usan, también merecen el justo castigo de su lengua.
Carezco de criterio para opinar sobre el gin-tonic, porque no me gusta, para que engañarnos.
A mi el gazpacho, me parece un invento veraniego de lo más sano e ilustre, alimento para los desganados. Por el momento no se me ocurre ninguno más a parte del abanico y ventilador, nunca lo suficientemente bien valorados.
Besos

Cecilia dijo...

¡Ay, cómo se nota el género! Las mujeres mayores dicen que los mejores inventos del siglo son la lavadora y la fregona, quiero decir, el palo de la fregona. Hace hace unas décadas se lavaba la ropa a mano en las casas, con tabla de madera y jabón ápero y sin guantes. Y las mujeres se tenían que arrodillar (solían usar una especie de alfombrilla para ponerse de rodillas) para limpiar el suelo con una bayeta que metían en el cubo de agua jabonosa y estrujaban con las manos sin protección.

Gracchus Babeuf dijo...

Dicen en Cuba que los españoles sola inventaron dos cosas buenas: La mulata y la alpargata. No sandalia, sino alpargata de esparto y lona. Ligera, transpirable, barata y con nombre árabe.

Yo las uso en mi trabajo en cuanto aprieta el calor. Y los imbéciles de uniforme utilizan la llegada de mis alpargatas como excusa para abandonar las corbatas.

Yassin Al-Hussen dijo...

Me sumo al homenaje, por supuesto..

Hay muchas pequeñas cosas, detalles, en esta nuestra vida, que nos pasan desapercibidas... No se nos ocurre pensar que hay quien tuvo que romperse el coco para inventarlas..


Un saludo

Naveganterojo dijo...

De todos los inventos que usted,¡¡o gran procer de las sadalias!! nos ha expuesto en su elucubrada entrada, el que mas me ha....refrescado es del "Gin tonic", pero tengo un invento mas para usted, un invento que nos hace la vida totalmente soportable, y dulce como la miel, ese invento es.... ¡¡¡el mando a distandia!!!, honor y gloria para el lumbreras que lo invento, que su memoria permanezca por toda la eternidad, pues quien tiene el mando tiene el poder,ja,ja,ja.
Un abrazo amigo

dudo dijo...

mire, don Fritus Sandaliensis: ha descrito usted tanto y tan bien lo del Gin Tonic que, jolines, a puntito estoy de decirle al Enano: "macho, se te acabó la teta. Mami se va a dar al drinkin". (Sacrificios hacemos las madres, nunca suficientemente valorados...)
Por mi parte, el que inventó el desodorante merece un monumento. Lástima que muchos aún descocnozcan el uso del asunto... (se nota que vengo de seis horitas en la oficina del INEM, sin aire acondicionado... ags, qué olores. Ganas me daban de ponerme a gritar "¡Pero por dios, vengan duchaditos de casa, que esto no se pué aguantar!"
Saludos...

Gema dijo...

Buenas ¿se puede?
Yo quiero beatificar la epidural, tengo muchas firmas para ello... pero no se si los curas querran...
Otro de los inventos a los que les haría un monumento son: la cama, el abanico... el martini con hielo limon y aceitunitas por supuesto... y el internet... que hace poder contactar con personas de tantos sitios y con tan buen rollito.
Gracias por las recomendaciones, ya hay tantos libros que igual tengo hasta para el año que viene.
Besos y encantada de pasarme por aqui. Te agrego para visitarte mas a menudo.
Ciao

RGAlmazán dijo...

Plas, plas, plas. Su ingenio, querido Fritus no me ha sorprendido pero me ha devuelto la sonrisa y la risa, que llevaba yo hoy un día ful de Estambul.
Mi aportación es "la bicicleta". Un utensilio que debería usarse más, por sus cualidades anticontaminantes y de mantenerse en forma. Pero sobre todo, ¿alguien se imagina una tarde del julio, en plena galbana, después de la siesta, que no hubiera Tour de Francia? No se podría soportar, aumentaría la tasa de suicidios.

Salud y República

fritus dijo...

Hola a todos...

MARCE...fantastico invento la licuadora, mejor con alcohol que con leche, siempre, aunque hay gente para todo...
MERCHE y CECILIA , os contesto juntas , por afinidad temàtica......y la lavadora y la aspiradora, por supuesto, han hecho mucho por la emancipación del ser humano ( observese que digo del ser humano...que yo soy de los hombres que saben para que sirven los tres mandos( en la mía no hay más) de la lavadora y en que cajoncillo va el detergente y en cual va el suavizante...también me sé el camino del terrado( catalanada para azotea) para ir a tender)
ANA BELLA , claro que sí, los de las sandalias con calcetines merecen lo suyo, sí señora, sean alemanes ( un país que tiende bastante a eso) o no lo sean. Y bueno... el gazpacho, que gran invento y que gran aliado de la operación bikini,( aunque lleve aceite y pan esmigao dentro, siempre será mas light que un entrecot a la pimienta) o en mi caso, que llevo bermudas de Fraga en Palomares, de la operación “guerra relámpago contra las lorzas...”con su ajo y su pepino” como decía la inolvidable canción de vainica doble.
Don GRACCHUS...fíjese usté que pensé en la alpargata, tan nuestra. Concretamente en Eivissa hay una gran tradición de fabricarlas artesanalmente entre los de aquí, aunque me supongo que en muchas partes de España es igual.
YASS tienes toda la razón...hay tipos a los que nunca se lo agradeceremos lo bastante.
NAVEGANTE...digamelo usted a mí, que en mi tierna infancia era el mando a distancia de mi casa “ Dani, pon el uhacheefe”, ...decía mi padre. Suerte que solo había dos canales, que si no, iba dao.
DUDO..hace usté muy bien de ser una lactante militante, que ese es de los mejores regalos que le hará a su Henry III ( me sé de una con la que haría buenas migas) ,...no se preocupe, que en unos meses cogerá el tintorro de su tierra ( y lo que se tercie) con más ganas. Con respecto a lo de los desodorantes, toda la razón...los hay que no se han enterado que hay unos de roll-on que no dañan al ozono.
GEMA...por supuesto que se puede, entre y pongase cómoda y en el mueble bar hay Martini, como no ( por cierto, hay un vermut de fabricación spanish que se llama Yzaguirre que no tiene nada que envidiarle...no sé si en Sevilla lo venden). Y vuelva cuando quiera, que esta en su casa.

Don RAFA...el tour ya no es lo mismo desde que los ciclistas de élite se drogan más que los discotequeros de Eivissa...pero, de todas maneras, la bicicleta es un gran invento, y ver el tour por la tele después de la siesta, también...también mola ver el tour en un bar de pueblo o de barrio, de esos que huelen a carajillo de magno, a faria y con el sonido de las fichas de dominó tocando las mesas...

blanca doble!!! cierro!

Un abrazo a todos.

begoyrafa dijo...

Como no me llevó el señor por el camino de las bebidas destiladas, me quedo con el primer trago de una cerveza bien fría. El resto, las suscribo.
Un abrazo
Rafa