viernes, 9 de abril de 2010

Quousque tandem ?




Son las dos primeras palabras de “Hasta cuándo Catilina abusarás de nuestra paciencia”. Esa lapidaria frase que al inicio de su alocución en el senado, Marco Tulio Cicerón, el cónsul electo de Roma, le dirigió a Lucio Sergio Catilina, conspirador contra la República.
Pertenezco orgullosamente a la amplia nómina de freakies adictos a la historia romana. De esos que se declaran fascinados por lo que sucedió en esos 10 siglos luminosos que van del momento en que Rómulo y Remo maman de la loba hasta que más o menos unos 10 siglos más tarde los bárbaros arrasan la ciudad eterna.
El origen o fundamento de esa pasión es un misterio total. Supongo que es una cuestión de gusto, de adicción, de amor, de recuerdos infantiles... de que uno de mis primeros recuerdos conscientes, teniendo 3 ó 4 años, fue ver Ben-Hur en un cine de barrio un sábado por la tarde, vete tú a saber...intentar desentrañar las razones es absurdo.
Ahora bien, dentro de ese misterio hay algo claro. Quizás existe una razón para explicar esa extraña fascinación...y es que... Todo, absolutamente todo, ya ocurrió en la Roma clásica...la especulación inmobiliaria, la corrupción política, (incluidos, sobre todo, los chanchullos con las adjudicaciones de contratas públicas), el uso de la violencia como instrumento político, las tensiones sociales entre latifundistas y muertos de hambre, el capitalismo salvaje disfrazado de liberalismo, el estado social que intentaba proteger a los más desfavorecidos, el respeto a la ley y a la virtud cívica, la burla de la ley y la depravación de costumbres, la tiranía, el fin de la tiranía, la democracia fuerte y estable , la democracia formal y descafeinada, el fin de la democracia, la demagogia, el populismo, las tensiones nacionalistas-territoriales, la guerra civil ...todo ya ocurrió en movimientos cíclicos o pendulares decenas, cientos de veces en la Roma clásica...y gracias a la maravillosa costumbre de escribir sobre sí mismos, los historiadores de la época nos ofrecen un amplísimo y detallado catálogo sobre la condición humana y las relaciones sociales.
En mi humilde opinión la mejor aportación a la civilización que nos ha legado Roma es el concepto de República. El desafortunadamente breve sistema que sucedió a la Monarquía y que precedió al Imperio…y que encarnó en sí mismo, en sus democráticos valores inspiradores y en sus fundamentos lo mejor del pueblo romano. No es de extrañar que el padre de la ciencia política, Charles de Secondat , Barón de Montesquieu, fuera un hombre obsesionado con las virtudes cívicas republicanas de Roma , y tampoco es de extrañar que ese misma gloria del derecho también nos legara su teoría sobre la separación de los poderes del estado. Una cosa llevó necesariamente a la otra.
La cita de Cicerón que preside esta entrada no es gratuita. Porque él encarna a la perfección lo que realmente significó la República. Hay muchos factores que hacen que le admire profundamente.
Que fuera un “homo novus” , un humilde hijo de labriegos de Arpinum y no un patricio romano, y sin embargo llegase a cónsul y fuese el mejor jurista que ha conocido Roma, a años luz de sus contemporáneos.
Que fuese tratado como cobarde y apocado por sus rivales en una sociedad tan militarista como la romana por su aversión al uso de las armas y de la fuerza bruta ( hizo su servicio militar como escribiente, sus detractores decían de él con desprecio que no llegó a tocar una espada) …sin embargo, demostró su coraje destapando la conspiración de Catilina, y salvando al senado y al pueblo de Roma, de una segura conjura que por la fuerza de las armas hubiese acabado en dictadura, todo ello utilizando hábilmente los instrumentos que el sistema democrático puso a su alcance.
Que fuese tratado como conservador por los populares y como plebeyo arribista por los optimates…no encajó ni en uno ni otro bando, por demasiado honesto, porque sólo le guiaba el respeto de la ley, a cualquier precio.
Cuando tras la confusión producida por la muerte de César , en los últimos años de la república nadie creía en la supervivencia del sistema, el era un republicano hasta el tuétano. Defendió el sistema hasta su último aliento. Su valiente actitud le valió entrar en las listas de proscritos, y centurión cazarrecompensas a las órdenes del borracho y degenerado Marco Antonio, le cortó la cabeza y las manos después de asesinarlo en su propia casa. Sus manos y su cabeza acabaron expuestas en el Foro, para escarmiento de paseantes y nostálgicos de la República. La amante de Marco Antonio, Fulvia, le atravesó la lengua con un alfiler…esa poderosa y brillante lengua de jurista, de abogado viejo, que tenía más fuerza que mil espadas.

Esta entrada de hoy no es gratuita. Igual que cualquier romano de bien hubiese hervido de rabia y de indignación al ver el lamentable espectáculo de la lengua de ese hombre bueno, fuera de su muerta boca abierta en su muerta cabeza…hoy hiervo de rabia y de indignación por esto.



De pensar que un escrito de denuncia que lleva el infame sello del yugo y las flechas ( ¿ dónde cojones está ahora la ley de partidos, permitiendo la existencia legal de una formación que en sus puntos fundacionales exalta el totalitarismo y el uso de la violencia?) le ha conducido hasta aquí.
De pensar que el instructor de su causa es un tipo como el infame Adolfo Prego ( ver link) juez y parte a la vez.
Porque que queréis que os diga...Garzón es nuestro particular Marco Tulio, que no se casa con nadie, ni se arruga ante nadie, un chaval de un pueblo de Jaén ...ni hijo de juez, ni de abogado ni de notario, pero un jurista que brilla a años luz sobre sus contemporaneos. Y hoy con la petición de una condena de veinte años de inhabilitación, el patriciado de este puto país quiere atravesar su lengua con un alfiler .

Hoy no estoy para paz y amor, hoy me cago en este puto país de reyes católicos , yugos y flechas, togas del supremo y cristianos viejos , me cago en la unidad de destino en lo universal y si no tuviera mujer e hija me iba a vivir a una cueva a Formentera...porque esto le da ganas a uno de enviarlo todo a tomar polsaco.

He dicho.




11 comentarios:

RGAlmazán dijo...

D. Fritus después de esta brillante exposición, no puedo por menos que estar de acuerdo en todo y unirme a esa cagada universal que este país necesita para que aflore toda la mierda y sepulte yugos, flechas, sotanas buscaniños y bobones sangreazules.
Yo también he dicho.
Amen

Salud y República

Merche Pallarés dijo...

¡Estupendo y maravilloso repaso a la historia romana para llegar al infame ataque al juez Garzón! Con tiempo iré a ver tus links que seguro son muy interesantes. Besotes, M.

P.D. A mi tambien me apetece ir a una cueva de Formentera pero me contentaré con mudarme a un pueblecito cerca de Barcelona... (lo haré en mayo/junio)

Ramon.Eastriver dijo...

Qué bueno... Y el broche es radical y total. Somos muchos los indignados.

Bueno, respecto a la historia de Roma confesaré que soy un fascinado de esa ciudad. Es mi segunda o mi tercera o mi cuarta casa. Más allá de si me gusta más o menos, si es más o menos limpia, yo en Roma estoy en casa. Pero la letra menuda de la historia romana la conozco poco. Ahora, ahora, con esta entrada tuya, con el blog de Isabel Romana, con cositas así estoy descubriendo que en Roma está la síntesis y la destilación de todo cuanto nos pasa. Permíteme una broma, con el Hasta cuando, CATALINA!!!, que ya no queremos más arroz. Un gran abrazo.

Gracchus Babeuf dijo...

Te puedo dar una explicación a tu pasión por la historia romana, que comparto: Es el único caso en el que tenemos una descripción escrita de todo el proceso, del alba al ocaso, de la evolución de una civilización. Desde la fundación a la caida, de Rómulo a Rómulo Augusto.

En cuanto a la causa de tu indignación, tengo que hacérmelo mirar. Estoy de este país hasta las orejas. No lo reconozco. Cansado de españolazos.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Esto es como una película mala: el juez implacable, que no se casa con nadie, que saca basuras de todas las partes (terrorismo, drogas, corrupción, etc) sentado en el banquillo mientras los Bárcenas, camps y lopezviejos siguen sentados en sus escaños en las instituciones, como si no se supiera siquiera que se han metido en el bolsillo dineros ilegales... ¿Serviría de argumento para una película cómica y surrealista?

Gonzo dijo...

Grande lo de Roma. Garzón, un tipo con sus ambiguedades, lados oscuros y grandezas que, como personaje, lo hace más interesante... Mi mayor decepción con él fue cuando se metió en política y descubrió el lado oscuro de la fuerza... Debo decirle que Garzón no sólo es odiado o le tienen ganas en la derecha... Algunos políticos del pesoe de aquellos tiempos también sueltan sonrisita por su situación actual... El mismo caso de Cicerón. En fin, un personaje de western... sólo ante el peligro... no se puede ser independiente en un país de fariseos.

ANABEL dijo...

Que conste que no es por tocarte la moral, pero Fulvia no era amante, sino esposa de Marco Antonio, y antes lo había sido de Clodio (si mal no recuerdo) un tribuno de la plebe bastante peleón, al que asesinó Milón (al servicio de los optimates)en la Vía apia. A Milón lo defendió en juicio tu estimado Cicerón. Así que es normal que la mujer no pudiera verlo ni en pintura. Sobre todo teniendo en cuenta que después se las apañó para hostigar a su segundo marido Marco Antonio (en las Filípicas), que puede que fuera depravado, pero era un personaje de lo más interesante.
La república romana, llega a nosotros a través del tiempo, pero también llega el imperio y todas las cosas (buenas y malas) que trajeron consigo: acueductos, calzadas, idioma...
Tienes razón, todo sucedió antes en Roma.
Saltando en el tiempo, lo que está sucediendo con Garzón clama al cielo.

PD. Si puedes hazte con la edición de las catilinarias de Alizanza editorial y léete la introducción... Sí yo también soy una friki de Roma

fritus dijo...

Hola a todos:

RAFA...hemos dicho es lo que nos queda, que no es poco...

MERCHE...mudarse a la península...¿ es mudanza definitiva?

RAMON...lo mejor que uno puede hacer ante tanto latinajo es un poco de cachondeo...me uno a tu no queremos mas arroz

DON GRACCHUS...siempre lo supuse, no hay más que ver su nombre para darse cuenta que es usté un afrancesado, mon ami...

GONZO...mucha razón tienes, cuando destapó la ignominia del GAL eran otros los que le apoyaban y aplaudían

ANABEL...Me encanta una intervención en este post de alguien que se ha leído la pentalogía de Doña Coleeen Mac Cullough,( supongo que eso une) así que no sólo no me tocas la moral, sino que , como siempre, me encanta que vengas a esta casa y me merezco que me toquen la cresta ..Touché...Tienes razón...era la esposa, ( aunque es muy probable que antes fuese su amante).

Sabía que si había intervención tuya, sería en defensa de Fulvia, a la que dedicaste un post en tu puerta deshecha, que recuerdo con cariño.

Entre tipos como Clodio ( nacido de la gens Claudia pero que elimina el "au" por un "o" para "plebeyizar" su cognomen) o Marco Antonio...y Cicerón,...me quedo con Cicerón...por razones que te voy a enumerar

Clodio pasará a la historia por ser uno de los personajes que no dudará en usar la violencia callejera como arma política...Murió a manos de Milón ( otro cabrón como el) pero ambos a hierro mataron y a hierro murieron...Personajes como Milón, Clodio, o mucho antes de ellos Mario y Sila...son los que en ese siglo convulso anterior al final de la república, la hieren de muerte haciendo imposible la continuidad del sistema. Ya no importa quien consigue más votos...sino quien cuelga más cabezas de adversarios en el foro para acojonar al contrario...

A partir de entonces ya no será importante convencer a la gente para que te vote y resultar cónsul electo, ...sino que será importante reunir pasta para pagar legiones y convertir en ejercitos privados al ejercito que solo debería estar a las ordenes de ROMA...como hizo Marco Antonio ( sigo sosteniendo que era un borracho degenerado...)y muy listo no sería si un preadolescente como Octaviano le comió la tostada.

Ese el estilo de cosas que marcará el tránsito de la República al Imperio,,,así que entre las muchas cosas cosas que nos dejó en herencia el Imperio Romano ( no su república) fue la espantosa e ignominiosa y tan hispana también costumbre de los golpes militares...de los cabronazos que disponen privadamente para sus fines personales del ejercito de todos, consagrado a la defensa nacional...como luego pasó aquí en el 36.

Franco era caudillo de España por la gracia de Dios...y Marco Antonio, echaba polvos con la que se autproclamaba descendiente de la Diosa Isis disfrazado de Dios Griego...ahí es donde voy...en la Roma republicana no solo sentían asco hacia la propia idea de Monarquía( los reyes extranjeros se tenían que alojar fuera del pomerium porque a Roma no la pisaba un rey( sino que la simple idea de un hombre que se creyera más que los demás, que se creyera Dios...les parecía infame...fíjate tú, luego acabaron divinizando a los emperadores.

A eso me refería yo con mi fascinación por la República...no sé si me he explicado...

un abrazo

Anacanta dijo...

Se puede vivir sin odio, pero no se puede vivir sin memoria, porque vivir sin memoria es corromper la propia identidad.
Lo que mas me ha gustado de tu post es la desmitificación del poder, incluido el poder judicial. Especialmente en estos días, donde se persigue la valentía y la honestidad en el ejercicio de la justicia.

ANABEL dijo...

¡Ja,ja,ja! Qué grande eres. Un beso.
Por cierto, ya que eres tan forofo de Cicerón, hay una serie de novelas muy entretenidas, que se basan en algunos de los discursos de Ciceron. Son la serie subrosa de Steven Saylor, su protagonista es un detective llamado Gordiano, que a veces actúa a las órdenes de Cicerón y su esclavo (no recuerdo ahora su nombre)las primeras son especialmente entretenidas, podrás leer sobre el primer juicio importante de Cicerón, sobre el asesinato de Clodio, sobre la conjura de Catilina... creo que te entretendrán.
Si tienes la oportunidad comienza por "Sangre romana"
Besos muy frikis

Merche Pallarés dijo...

Sí, me mudo definitivamente aunque tambien te digo que con la pensión de caca que voy a recibir con la jubilación igual vuelvo a hacer la temporada del Inserso en febrero.

Me ha encantado el comentario de ANABEL y tu respuesta. He aprendido más sobre ese mundo fascinante romano. Besotes, M.