miércoles, 23 de julio de 2008

kim, el amigo de todo el mundo...



Ojo, mis niños. Ha vuelto el Dani Fritus rollero y de mente desordenada. El que avisa no es traidor. Lo que es el desorden mental, ay mamá…Hoy me había propuesto a mí mismo publicar una entrada, y entrada voy a publicar, sí señor. En principio, quería dedicar una entrada al gran Rudyard Kipling…( me diréis que era un colonialista, y hasta si me apuras un facha y un racista,… craso error….una lectura profunda de Kipling nos mostrará a un hombre profundamente enamorado de la India que le vió nacer, y quizás por ello tan opuesto a la idea de separarse de ella).

Kipling está ligado a mi vida por una razón…en quinto de EGB (10 años) nos “obligaron”, en mi colegio, por primera vez, oficialmente…a leer algo que no fuese un cómic. A leer un libro. Mi padre me recomendó “el libro de las tierras vírgenes”…el hombre no se lo había leído – (pertenecía al inmenso lote de libros que había en casa porque teníamos un primo impresor-encuadernador, Juanito, que en paz descanse, que nos hacía cada navidad un estupendo y pesado regalo en cajas llenas de de libros que por error tenían la cubierta al revés y eran invendibles)- … lo que contaba, que no se lo había leído pero, supongo que influído por el hecho de existir la peli de Disney creyó que era adecuado para mi edad. Para nada, …entendí la mitad, pero como que me gustó mas que las cosas de Enid Blyton y lo que había leído hasta entonces…Vamos, que Kipling entró en mi vida muy pronto y arreando.

He estado dudando entre postear directamente un fragmento de alguno de sus libros, y para ello he estado ojeando los de casa, que rondan la veintena, de hecho creo que todo lo que de él está publicado en castellano y algo en catalán. Me he vuelto loco buscando una edición de bolsillo en catalán, de editorial columna creo que era, de “Baa, Baa black sheep”, libro que relata su traumática infancia separado de la India que adoraba y sus primeros años en Inglaterra, agobiado por una opresiva educación castrante que le marcó de por vida…no lo he encontrado…mierda.

Pero en la búsqueda, como no podía ser menos, ha aparecido un libro maravilloso… Kim.

Kim es el diminutivo de Kimball O´Hara, el hijo de una madre india que murió durante el parto y de un padre irlandés caído al servicio de Su Graciosa Majestad. Crecido en las calles de Lahore con una piel tan oscura que pocos podrían considerarlo blanco, el joven Kim se convierte en el acompañante (“chela”) de un monje tibetano que busca un río sagrado, el santo río de la Flecha.

En el curso de ese viaje, Kim recorre la India y participa como espía en el famoso «Gran juego» que enfrentó a Rusia y Gran Bretaña por el dominio del Extremo Oriente. Pero, sobre todo, Kim es el relato de un viaje que en buena medida resulta iniciático y que implica una separación notable de la propia ideología de Kipling.

Dentro de la gran riqueza narrativa de la obra llama la atención poderosamente la particular relación que establecen el niño y el lama, ambos protagonistas de la novela. Una relación con los papeles invertidos, en la que el niño ejerce de protector de quien debiera ser maestro.

Lo cierto es que Kipling, que pasó una feliz infancia en Bombay, está en su salsa describiendo el abigarrado mundo en el que se desenvuelve Kim, Lahore. Su simpatía le vale el apodo de “pequeño amigo de todo el mundo” y es mundialmente conocido por el éxito inaudito que ha logrado en “su tarea de no hacer nada”. En esta obra, Kipling se despoja, si es que alguna vez realmente lo tuvo, de su tradicional sentido de superioridad de hombre blanco británico.

Os posteo el mágnetico inicio del libro, por si picáis….


“…Oh vosotros, los que seguís la Senda Estrecha,
guiados por el resplandor de Tophet al juicio Final,
sed condescendientes cuando los gentiles
rezan a Buda en Kamakura!


A pesar de las órdenes municipales, Kim estaba sentado a horcajadas 1 sobre Zam-Zammah, el viejo cañón que se alza sobre una plataforma de ladrillo enfrente de la Ajaib-Gher (la Casa Maravillosa, como llaman los indígenas al Museo de Lahore) (1). Quien posea a Zam-Zammah, ese «dragón que vomita fuego», posee todo el Panjab (2), porque el gran cañón de bronce verdoso es siempre lo primero que figura en el botín del conquistador.

A Kim no le faltaba algo de razón -acababa de desalojar de allí a puntapiés al chiquillo de Lala Dinanath- porque era in­glés, y los ingleses son dueños del Panjab. Aunque su color era tan oscuro como el de cualquier indígena, aunque hablaba ge­neralmente el idioma del país, y el inglés con leve sonsonete recortado, y aunque se asociaba con los pilletes del bazar en términos de la más perfecta igualdad, Kim era un niño blanco, si bien de la clase más miserable. La mestiza que lo cuidaba (fumaba opio y tenía una tienda de muebles usados en la plaza donde tienen su parada los coches de alquiler más baratos) les dijo a los misioneros que era hermana de la madre de Kim; ésta había sido niñera de la familia de un coronel y se casó con Kimball O’Hara, joven sargento del regimiento irlandés de los Mavericks (3), que fue después empleado en los ferrocarriles de Sind, Panjab y Delhi Y su regimiento regresó a Inglaterra sin él. La madre de Kim murió de cólera en Ferozepore (4), y O’Hara se volvió un borracho holgazán, que recorría la línea con aquel niño, de ojos penetrantes, entonces de unos tres años de edad. Asociaciones benéficas y capellanes desearon hacerse cargo del niño, pero O’Hara los despachó a todos, hasta que tropezó con la mujer que fumaba opio (6), aprendió ese vicio y murió como los blancos pobres mueren en la India.

Al morir, toda su fortuna se reducía a tres papeles: uno, al cual llamaba ne varietut 2, porque tenía estas palabras escritas encima de su firma; otro era el «certificado de liberación», y el tercero la partida de nacimiento de Kim. En sus gloriosas horas de opio acostumbraba a decir que esos papeles harían un hombre del pequeño Kimball. En modo alguno debía Kim des­prenderse de ellos, pues los consideraba mágicos -de esa magia que practican los hombres en la gran Jadoo-Gher, blanca y azul, que se alza detrás del museo; la Casa Mágica, como llamamos nosotros a la Logia Masónica (7). Su padre aseguraba que llegaría un día en que, arreglándose todo, el cuerno de Kim sería elevado entre pilares -enormes pilares (8)- de fuerza y belleza. El coronel mismo, cabalgando al frente del regimiento más hermoso del mundo, esperaría a Kim -al pequeño Kim, que tendría más suerte que su padre-. No­vecientos demonios de primera clase que adoraban a un Toro Rojo sobre un campo verde, acogerían a Kim, si no se habían olvidado de O’Hara -del pobre O’Hara, que fue jefe de pelotón en la línea de Ferozepore-. Y se echaba a llorar amargamente, sentado en una silla rota de anea que había en el porche.

Después de su muerte, la mujer cosió los tres papeles dentro de una bolsa de cuero de las que se emplean para guardar amuletos, y con una cinta la colgó del cuello de Kim.

Y algún día -le dijo, recordando confusamente las pro­fecías de O’Hara-, te esperará un Toro Rojo en un campo verde, y el coronel montado en un magnífico caballo, sí, y -añadió pasando a hablar inglés- novecientos demonios …”


Bueno, y ahora vuelvo a ser yo, y como buen pirata de la isla que soy os llamo la atención sobre el hecho de que creo que fue el año pasado, se cumplió el setenta aniversario de la muerte del maestro Kipling, con lo cual ya no hay derechos de autor sobre su obra en algunos países de habla hispana y se pueden descargar de la red un montón de sus libros, gratuitamente. Sólo hay que pulsar en San Google las cuatro palabras mágicas “Rudyard Kipling descarga gratuita” y empiezan a aparecer páginas como setas. Os adjunto link de una, por ejemplo….( una vez abierta la lista de libros en pdf es en el margen derecho, abajo)

http://www.booksfactory.com/writers/kipling_es.htm

Y bueno, como soy , sin embargo, un torpe para lo de bajarme a la bitácora los videos de youtube ( algún alma buena que me lo explique, po favó, será eternamente recompensado en esta vida y el la otra) os adjunto link de una escena de una magnífica película basada en otra obra de Kipling, “The man who would be king”, en el que nos podemos dar el gustazo ( más las damas) de ver a dos megamonstruos de la pantalla como Sean Connery y Michael Caine en sus años mozos.

http://es.youtube.com/watch?v=G4IYsPT6IFA


Otro día prometo post sobre “el hombre que pudo reinar”, cuento y peli, pero como solía acabar el maestro Kipling sus relatos…”esa ya es otra historia”.

Salud, Paz y Amor, queridos míos.

10 comentarios:

Selma dijo...

Ante todo, aquí servidora, tambien es incapaz de bajar videos en su bitácora, por más que me lo hayan explicado, nobody's perfect, y yo menos que nadie...

Escribes maravillosamente bien Daniel, y no es una lisonja gratuita, lo pienso sinceramente y te tengo una envidia sana... Y me encanta el Dani rollero que nos introduce en sus mundo de papel. ¡Qué envidia de tener un primo tan generoso, aunque las tapas esten del revés tanto da, lo importante (e interesante) como decimos es el interior, y para los libros, no te digo... Tengo también esta "sana" costumbre de bajarme libros de la red, y he tomado buena nota de tus Enlaces... ¡Gracias Pirata! En ese caso de pirateo nothing at all...

Como siempre muy querido Dani, aquí tu seguidora y admiradora te deja su "osculum" va, soy generosa "oscula" y repartes a las Fritae que bien orgullosas deben estar del hombre de la casa...

PS: Por cierto como Kim llevo colgado, además de la Khomsa, un saquito con documentos adquirido a los monjes Tibetanos que estuvieron en Girona por la Exposición de flores, cuantos más amuletos mejor por los tiempos que corren...

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo de vídeos tampoco sé mucho, vamos, que no sé bajarlos, así que poco puedo ayudar.
De Kipkling tengo algunos libros en casa pero los libros de aventuras no me tiran mucho ya. Igual algún día me cojo uno para el autobús....

Anab dijo...

¿Cómo vas a premiarme querido amigo?, espero que con alguna cañita fresca que me vendrá muy bien ahora. Te mando un correo y trato de explicártelo al estilo me la cargué que es como lo hago yo.
Besos

Anab dijo...

Joio, no tienes correo electrónico en el perfil, así que me va a costar explicarte. En fin. Te vas al youtube, seleccionas el video en cuestión. Al lado del susodicho, hay una pestaña donde constan los datos de quien lo puso..., y además un apartado que pone insertar. Copias lo que hay dentro (sí todo eso que suena a chino). Luego te vas a tu entrada, y cuando la estés elaborando, buscas el sitio donde vas a ponerla, una vez encontrado, acudes a la pestaña que está al lado de redactar, que pone "Edición HTLM", una vez allí pegas los códigos que traías de youtube, y listo.
Ten cuidado de no escribir nada encima y debería salirte el video perfectamene.
Si deseas mayor explicación, me mandas un correo. Besos calurosos.
PD. Mi padre es forofo de Kipling.

Freia dijo...

Don Fritus, tengo muchas ganas de poder leer su entrada con calma y por una u otra razón no encuentro tiempo suficiente para leerla despacito y sin interrupciones.
Espero poder pasarme mañana por aquí y disfrutar del señor Kipling como él y Vd. se merecen.
Escribiendo Vd. como escribe y dibujando como dibuja, comparto la opinión leída por ahí de que a Vd. lo están desperdiciando amigo mío.
Un abrazo y un beso a doña Tanit.
PS ¡ah! También le debo un diálogo, pero con esos dibujos casi me da no se qué rebajarlos con un mal guión (¿se nota mucho que no tengo ni idea de cómo continuar?...)

brujaroja dijo...

El hombre que pudo reinar, qué peli tan estupenda...
Estos días de sol y de verano, son muy Kipling. No sé si es porque los asocio al tiempo de leer sus historias, hace ya tantos años.
Gracias mil por recordármelo.

begoyrafa dijo...

Muchas gracias por tu visita del otro día. Llevábamos tiempo cruzándonos y ya eras una "cara" conocida.
A veces odio a Carlos Boyero, otras veces me río y otras no puedo más que estar de acuerdo con él, como en esto que dice de la peli de "el hombre que pudo reinar":

"Puedo haber visto más de 20 veces "El hombre que pudo reinar" y siempre tengo las mismas e impagables sensaciones. Siempre se me escapa la lágrima ante Connery cantando en ese puente que le va a conducir al vacío. No hay peligro de desencanto con esa película, la obra maestra del género de aventuras en el cine de los últimos 50 años."
Un abrazo
Rafa

fritus dijo...

Muchas gracias a todos por la visita....sois unos soletes

También special Thanks a supermami Anabella y Don Rafa, cabeza visible de los Grandes Almazanes, por su colaboración ( Don Rafa vía e-mail) para solucionar mi ignorancia colgando videos, ...el remedio ha corrido mundo y por lo que sé le ha servido también a mi adorada madame Selma.

Selma, guarda tu funda de cuero ( es curioso como esa costumbre de guardar documentos en un saquito de cuero también es occidental...en la epóca de la República Romana, los niños iban provistos de una "Bula", bola, de cuero colgada al cuello con la misma función, albergando su identificación, por si se perdían...y luego, en la edad media y moderna las dispensas papales también se daban en documento envuelto en una bola de cuero, de ahí la expresión "tener bula papal".

Doña Cecilia ha dado en el clavo con eso del autobús...yo he sido un gran lector de transporte público...mi vida en Barcelona me aseguraba dos horas seguras de lectura diaria en metro o bus, en Ibiza he ganado en calidad de vida, pero eso lo he perdido

Anabella, viene ud. de cuando en cuando pero cuando viene se agradece mucho mucho, y más teniendo en cuenta la faena que esas dos preciosas niñas deben dar. Un abrazo. Un tío majo tu padre, seguro...

Dña Freia,...estoy pensando en colgar un post sobre Walkirias,... o sobre si a Sigfrido le dió la lanza en el lado derecho o en el izquierdo, ....o si se conserva el ring des niflungen y va a salir a subasta en e-bay...o si Fafnir era un dragón o en realidad era una sargantana eivissenca
mutante ...así me aseguraré comentario seguro.

Era broma...se agradece mucho su paseo por aquí aunque solo sea a saludar, sabe ud. que es mi condesa favorita.

Los besos a la niña con nombre de diosa madre son realmente dados, se lo aseguro...

Bruji, bueno y eso también va por Begoyrafa, bienvenido/s a esta santa casa,... a mí también me encantó esa peli...todo es un logro, los protas Connery y Caine, dos grandes,John Houston el director, otro monstruo...y luego la historia que la sostiene...estoy seguro de que Kipling no pensaba en absoluto en la "superioridad" del hombre blanco cuando nos muestra la curiosa relación del "rey" Danny Drabott y los kafiristaníes que se lo acaban cargando.

Por eso, cuando esté suficientemente currado, se merecerá un post.

Un abrazo a todos, soletes

Gonzo dijo...

La Fortuna jamás es una dama, sino la más maldita meretriz viva, engañosa, impaciente y ladinapicajosa para dirigir o manejar.
Salúdala, ¡y hará señas al extraño!
Encuéntrala ¡y se aprestará a marchar!
Recházala como a una mala pécora,
¡y la fresca irá a tirarte de la manga!
¡Esplendidez y dádivas, oh, Fortuna!
das o retienes a tu antojo.
Si ignoro a la Fortuna,
¡la Fortuna seguirá mi rastro!

Esto también es Kipling y en Kim... Y cuando leo If, me convulsiona... Yo me quedo Connery y Caine cantando en el puente, a voz en grito, mientras cortan las cuerdas que lo sostiene, sabedores de su destino... Ya no se cuentan estas historias.

Boris Matijas dijo...

Tengo su poema "If" pegado al lado de la puerta de casa para que siempre que salga al exterior sepa que es lo más importante de la vida
un abrazo