domingo, 1 de diciembre de 2013

En el último momento

Servidor de ustedes se casó a la edad de 35 años. Con una persona con la que convivía desde hace 6 años.
Servidor de ustedes se sacó el carnet de conducir automoviles a los 36 años, justo el mismo año en el que se mudó a vivir a una isla en la que la fiabilidad del transporte público- y a veces, su misma existencia- era nula.

Servidor de ustedes vió nacer a sus hijos  a los 38 y 42 años respectivamente, justo en el límite en el que correr tras ellos en el parque infantil empezaría a ser una ardua tarea.

El último momento. Mañana, siempre mañana. ...ese país mítico en el que todas nuestras frustraciones y nuestros deseos se verán cumplidos.

Pues bien. Empecé un blog en el 2007, que llevo meses sin actualizar, básicamente, porque siempre estoy dejando el hecho de escribir un post en la mágica nación imaginaria de Tomorrowland, ese país en el que me dedico a depositar ilusiones igual que los ricos de este mundo depositan sus millones B en las Islas Cayman.

Pero mi inmensa bocaza de bocazas me jugó una mala pasada. Una simple alusión a lo bonito que era el blog, en estos tiempos de textos sintéticos en facebook o twitter, desencadenó una tormenta que ríete tu de la pobre Pandora y su cajilla de la que apenas levantó la tapa.

Por otro lado, en compensación, hay otra actividad que desde fines de los 90 había estado dejando siempre para mañana, y que he reemprendido en el 2013 con cierta regularidad. He vuelto a dibujar.

Periodicamente, en esta santa casa, había colgado obra gráfica. He aquí unas pequeñas muestras de los últimos dibujos realizados, inéditos hasta hoy en el mundo frito.

En los últimos 12 meses. De arriba a abajo, David Bowie en los 70, Natalie Portman, Marcello Mastroniani fotografiado en la Dolce Vita, Victoria, mi mujer, en la boda de su primo Raúl en Madrid, y por último, Marlon Brando caracterizado como Vito Corleone, para el padrino.

Salud, paz y amor a todos, amigos.













9 comentarios:

Brujaroja dijo...

¡¡Soy la primera!! Qué bien reencontrarte, aunque nunca te haya perdido. Qué bien ver tus palabras, aunque siga viéndolas, qué bien flipar con tus dibujos.
Qué bien jugar, en definitiva, que es de lo que se trata mientras nos hacemos mayores, y los juegos cada vez parecen más el puro patrimonio de un tiempo en que no sabíamos cómo de dura era la vida...

Jenn Díaz dijo...

Hombre, si dibuja usted… todavía tiene disculpa y perdón...

Anabel Rodríguez dijo...

A mí me gustan mucho tus dibujos. De hecho verás en mi entrada que mirando según que cosas te recuerdo, pero te pido que vuelvas aunque sea un poquito, aunque sea un ratín, porque me gusta, porque me haces disfrutar. Besos gordos para toda la familia

P.D. Estoy teniendo en contra el señor internet toda la mañana así que no sé cuando ni como llegará este comentario.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Escribir, dibujar, atender a tus niños, jugar con ellos... Caray, Dani, que tienes una vida muy completa. Muy enriquecedora. Me alegro de que hayas tenido un ratito para sumarte a esta iniciativa tan emocionante, que nos retrae al pasado bloguero que compartimos, pero que también es una evidencia de que las relaciones auténticas, aunque sean a distancia, se mantienen en vigor pasen los años que pasen sobre ellas. Me alegra comprobar que mantienes ese humor un tanto socarrón que caracterizaba tus escritos. Aunque haya sido "en el último momento", tu texto tiene la vitalidad, la sensibilidad y la sinceridad a la que nos habías acostumbrado. Y es un placer leerlo.

Marcelo dijo...

Tomorrowland se paga solo!. Podría ser tu ministro en ese país? porque vivo más allí que aquí.
Me llevo el dibujo de Marcello, papá cuando se pone emotivo dice que mi nombre se lo debo a él. Quería regalarte un chiste, es malo pero es mío. Sabías que en Roswell, en la base súpersecreta, además del ET muerto tienen a estudio un argentino con la autoestima baja?
Un abrazo compañero.

MAGAH dijo...

Que admirable don el de dibujar, me gustaría, aunque no sé por qué cuando me imagino haciéndolo no me ver haciendo retratos ni copiando, sino haciendo algún garabato, algo abstracto, de esas cosas en las que hay que meterse para encontrar de qué se trata...mmm...no me haga caso, me disparó eso.
Dibujas muy bien! Me los creo todos.
Y me perdí el debate blog vs textos sintéticos. En lo que a mí respecta del blog me tendrán que sacar con los pies para adelante, sin dejar de reconocer la actualidad de lo breve y vertiginoso, yo me quedo acá.

Abrazo

Angel Adanero dijo...

Joven, qué le voy a decir que no sepa.
Ah, un autorretrato. Falta eso.

Un saludo.

Augusta II dijo...

¡ARTISTAZO!

RGAlmazán dijo...

Dibuja usted pero que muy bien. Todavía tengo en Kabila una muestra de ello.
Salúdeme usted a todos los suyos, y béselos en mi nombre, no se corte.

Salud y República