martes, 15 de diciembre de 2009

Mediterráneo, eres un cerdo...

Esta historia empieza hace muchos, muchos años. Unos tres mil aproximadamente, en el primer milenio antes de Cristo. Entonces, el lugar que ocupan hoy en nuestra economía actual los combustibles fósiles, o quizás un lugar aún más capital, lo ocupaba el estaño.
El estaño era un elemento indispensable para la fabricación de bronce ( no en vano estamos hablando de la edad del bronce europea) y, por tanto, era materia prima para muchos productos útiles al hombre. El estaño existía en abundantes cantidades en las "islas Casitérides", tierra considerada como misteriosa y difícil de localizar, por encontrarse en un océano poco conocido (en el Mar del Norte) , y por eso entonces no debió ser frecuentada por los pueblos civilizados, que, no nos olvidemos, eran los pueblos ribereños del Mediterráneo.
Aunque no se ha logrado establecer su situación precisa, (pues por haber sido de gran importancia comercial, los fenicios guardaron el secreto de la llamada "ruta del estaño", por la que ellos solos navegaban, recurriendo a numerosas maniobras para mantener en secreto su localización). De las posteriores crónicas de Estrabón y del hecho de que siguen teniendo localizados allí yacimientos de Estaño, se deduce que las islas Sorlingas , frente a las costas de Cornualles, en el Reino Unido, eran las Islas Casitérides.
La historia habla del emporio comercial griego de "Tartessos", situado en el extremo oeste del Mediterráneo en lo que actualmente es España,concretamente, en la zona más occidental de Andalucía, antes que los fenicios establecieran allí su dominio comercial. En Tartessos se comerciaba con metales, suscitándose la rivalidad de los fenicios, principalmente a causa del estaño, que tenían los tartesios en aquel entonces como monopolio y que más tarde seria heredado por los fenicios.
La navegación tartesia tenía un gran radio de acción antes de la llegada de los fenicios, los cuales se situaron primero en Cádiz (Gadir), en el año 1000 AC., y posteriormente, sobre el 600 AC en Ibiza, ( En fenicio-púnico Ibosim) y probablemente ellos ya habían comerciado con las misteriosas islas Casitérides. Así, los fenicios fueron discípulos de los tartesios en la explotación del estaño.
Todo este rollazo de introducción viene a cuento de lo siguiente. Imaginaos el cuadro. Tartessios y Fenicios. Unos tipos espabilaos de la costa más meridional del mediterraneo, con bases establecidas en la costa más meridional de Europa, de raza semítica, en realidad, unos señores de Huelva, o luego de Cádiz y de Ibiza, son los tipos más ricos y más preparados del momento.
Los fenicios, por ejemplo, son los inventores del alfabeto, los únicos que en la Europa de aquel momento viven en núcleos urbanos con lujos tales como casas de ladrillo, alcantarillado, trama urbana y alumbrado público, y que asimismo poseen los conocimientos de náutica como para llegar a puntos recónditos del Atlántico ….y una vez allí cambian toneladas de estaño a los barbaros nativos britanos, ( unos analfabetos impresentables pintados de azul y con el pelo recubierto de cal, que viven en chozas durmiendo sobre estiércol junto a su propio ganado) por unas cuantas telas púrpura y unos cuantos abalorios,…. estaño que acabarán revendiendo a cretenses, etruscos, egipcios o micénicos por muchísimas veces el precio de coste, forrándose a lo bestia con cada operación.
Si en aquel entonces hubiéramos dispuesto de agencias de rating, o de medios influyentes de prensa escrita económica, no dudéis ni por un momento que hubiesen reflejado que la economía mas avanzada de Europa se hallaba en el sur de la Península Ibérica…y que todos los demás territorios y (muy especialmente los bárbaros de las islas de la bruma) se hallaban, a muchos kilómetros, chupando rueda….

Bien…pues desde este estado de cosas ha pasado la friolera de unos 2.700 años. Y hoy los papeles se han invertido, y, queridos paisanos, europeos meridionales, siento en el alma comentaros, que sois todos unos cerdos. Unos PIGS, en la lengua de Shakespeare….

PIGS es el acrónimo peyorativo con el que en algunos medios financieros anglosajones, especialmente británicos (por ejemplo el Financial Times), se refieren al grupo de países del sur de la Unión Europea: P (Portugal), I (Italia), G (Grecia) y S (Spain, o sea España), a los que a veces también se añade Irlanda..
Está construido de forma equivalente al BRIC ( Brasil, Rusia, India y China, que serían ejemplos de economías emergentes), pero con intención opuesta, ya que brick significa ladrillo y pig cerdo. Específicamente se hace referencia a una frase hecha para designar a algo inverosímil: flying pig (cerdo que vuela). En ocasiones también utilizan la expresión economía porcina.
El diario británico Financial Times hizo en septiembre de 2008 un balance de las economías portuguesa, italiana, griega y española, a las que se refiere como "cerdos" (Pigs por sus siglas en inglés). Según el periódico, "es un apodo peyorativo, aunque refleja en gran medida la realidad" de estas economías. "Hace ocho años, los cerdos llegaron realmente a volar. Sus economías se dispararon después de unirse a la eurozona. (...) Ahora los cerdos están cayendo de nuevo a tierra", dijo el diario.
En septiembre de 2008 el uso de este acrónimo por el periódico Financial Times provocó las protestas de empresarios españoles y del ministro portugués de economía. Ya había sido usado antes por publicaciones como Newsweek, The Economist o el diario The Times. Y no era un invento de ese momento, ese acrónimo se usaba coloquialmente en el Reino Unido y USA para describir a los países de la Europa meridional desde hacía décadas. Y ese acrónimo refleja el desprecio que los nórdicos en general y los anglosajones en particular , sienten por el europeo meridional,…puede que pasen aquí sus vacaciones, y en muchísimos casos, su período de jubilación hasta su muerte ( os lo dice un residente en Eivissa que sufre a los hooligans de verano y conoce a unos cuentos jubiletes ingleses residentes habituales) …pero siempre nos verán con ese aire de superioridad que sólo el hombre blanco siente respecto de algunos de sus semejantes.

Como epílogo, de esta entrada cargada de mala leche ( y como no, de caos mental) os pongo un bonito cuadro sinoptico…sobre incidencia de las enfermedades coronarias en Europa. Las zonas en rojo-naranja son las de mayor porcentaje de muertos y las en blanco –amarillo, las de menos…pues eso....¿los cerdos no son esos animales que comen cualquier cosa que les dan?...en fin, no se yo quién es mas cerdo.

Salud, Paz y amor a todos, cerdos del sur….

3 comentarios:

bomtorpof dijo...

Hoy venía a darle las buenas noches, como muy a menudo estos días, a Tusitala y ...oh sorpresa! enorme viaje desde Tartesos pasando por el estaño y terminando por las estadísticas de las enfermedades coronarias. El cerdo merece una pausa aparte: son la materia prima de los chorizos y la sobrasada, embutidos que yo venero...pero con la debida moderación no sea que me vuelva... coronariamente nórdico.

El otro día me enteré por la tele que los chorizos = mangantes viene del caló Chorar = robar.
Un abrazo

RGAlmazán dijo...

Ahora entiendo su nobleza y altivez cortesana heredada de sus ancestros: los fenicios.
Y qué quiere que le diga de los que nos llaman PIGS. Pues que se queden con su magnífico PIB, con sus borracheras finsemaneras, con su carita de blanco enfermo, y que nos dejen vivir, eso sí, cerca del Mediterráneo, del Cantábrico y de nuestra meseta. Y que les den, que al final, los muy mamones viene aquí a pasar los últimos años de su vida.

Salud y República

Salud y República

fritus dijo...

Apreciado Bomtorprof y apreciado Don Rafa...podeis estar contenos de vivir todo el año en el país al que vienen a morir algunos ingleses ricos.

un abrazo y muchas gracias por la visita