jueves, 24 de septiembre de 2009

segar la mala hierba...


Hoy una buena noticia a la hora de desayunar. La coordinación de las fuerzas policiales holandesa y española ha permitido atrapar a este individuo que veis en la imagen. Se trata de Julio Alberto Poch, un piloto de origen argentino y que actualmente tenía nacionalidad holandesa. Fue detenido cuando efectuaba una escala en el aeropuerto de Manises (Valencia), antes de emprender regreso a Amsterdam como comandante de un avión de pasajeros.
Julio Alberto Poch trabajaba en la actualidad como piloto para la línea aérea holandesa TRANSVIA Según testimonios de compañeros de esta misma empresa, recogidos en actas judiciales en Holanda, Poch constantemente se jactaba de haber pilotado “vuelos de la muerte” durante la época de la dictadura militar argentina
Por si alguno de mis queridos lectores desconoce en que consistieron esos vuelos, ruego se dirijan a leer aquí, pero, en cualquier caso, os entrecomillo un pequeño resumen de boca de otro de sus protagonistas,… el “arrepentido” comandante de la armada argentina, Adolfo Scilingo:
"..¿Cuál ha sido su primer conocimiento sobre los vuelos de la muerte de la Esma?.
Los vuelos fueron comunicados oficialmente por Mendía (vicealmirante de la Armada Argentina ) pocos días después del golpe militar de marzo de 1976. Se informó que el procedimiento para el manejo de los subversivos en la Armada sería sin uniforme y usando zapatillas, jeans y remeras. Explicó que en la Armada no se fusilarían subversivos ya que no se quería tener los problemas sufridos por Franco en España y Pinochet en Chile. Tampoco se "podía ir contra el Papa" pero se consultó a la jerarquía eclesiástica y se adoptó un método que la Iglesia consideraba cristiano, o sea gente que despega en un vuelo y no llega a destino. Ante las dudas de algunos marinos, se aclaró que "se tiraría a los subversivos en pleno vuelo". Después de los vuelos, los capellanes nos trataban de consolar recordando un precepto bíblico que habla de "separar la hierba mala del trigal"..."
Entrevista realizada por Martín Castellano a Adolfo Scilingo el 4 de octubre de 1997

Las fuentes judiciales holandesas han precisado que Poch quedó involucrado en la llamada “megacausa ESMA (Escuela Superior de Mecánica de la Armada)” a partir de una investigación que realizó, en Holanda en diciembre de 2008, el juez federal de Buenos Aires, Sergio Torres, que viajó a los Países Bajos a tomar testimonios a varios pilotos aéreos, compañeros actuales del ex marino, y luego de ello ordenó su captura internacional.
En ese viaje, el magistrado escuchó en la ciudad de Amestelveen a un aviador colega de Poch decir que durante una cena en Bali, Indonesia, éste habría confesado su participación en los “vuelos de la muerte” y precisó: "Exactamente me dijo cuando de su avión se echaba fuera de la borda personas con vida con el fin de ejecutarlas".
También, siempre según las fuentes, contó que el ex marino justificó los “vuelos de la muerte” como forma de eliminación porque, según él, "se trataba de terroristas de izquierdas" y también opinó que las Madres de Plaza de Mayo y otros deudos "no se deben quejar porque sabían que sus hijos y sus esposos eran terroristas".
El testigo dijo al juez que entonces se enojó con Poch porque "uno no puede imaginar cosas tan terribles" y agregó que el aviador argentino-holandés se excusó diciendo que la represión ilegal, a su criterio, "era una guerra" y que los prisioneros arrojados al mar no habrían sufrido porque "habían sido previamente drogados”
Una de las cosas más acojonantes de toda esta macabra historia, es la participación y el conocimiento de la Iglesia Católica Argentina en este episodio. Cuyos confesores utilizaban la parábola de la “Cizaña y el Trigo” que aparece en el Evangelio de San Mateo, para consolar a los pilotos con obvios y terribles remordimientos de conciencia. Los “subversivos” desaparecidos eran como las espigas de cizaña que había que segar para que no impidieran el crecimiento del grano. Una tarea dura, pero encomendada por Dios.

En fin. Sinceramente, yo no necesito parábolas para funcionar…pero hoy me alegro que hayan pillao a este pájaro ( nunca mejor dicho) y que se pudra en una jaula.

Salud, Paz y Amor a todos.

9 comentarios:

ANABEL dijo...

Estoy pensando barbaridades y prefiero no escribirlas, así que sólo emplearé este mensaje para decirte que efectivamente hoy se ha segado mala hierba, y yo me alegro.

RGAlmazán dijo...

Hijos de... En fin, habría que remontarse a los nazis o los franquistas en plena guerra o posguerra para recordar episodios tan salvajes y despiadados. Y de la Iglesia que quieres que te diga que me acuerdo de Pío XII o de nuestros "queridos obispos" levantando la mano y sacando bajo palio al dictador. O sea, que la historia se ha repetido, y esperemos que no se repita más...

Salud y República

chuscartes dijo...

Sólo de pensarlo se me pone mal cuerpo. Se me calienta la boca y podría decir aquello que es de vox populi. Simplemente, yo también me alegro de que se pudra en la cárcel. pero me alegraría más ver que estas cosas no vuelven a pasar. Pero... desgraciadamente, hay países bajo dictaduras, de las que nuestro país es "simpatizante" por razones económicas. Y eso, también es un "YERBAJO"

Euphorbia dijo...

Yo también me alegro, lástima que todavía ande por este mundo, incluso muy cerca, alguno más que debería caer y que no lo hará por motivos de "borrón y cuenta nueva".
Petons

Selma dijo...

Y cuantos quedan sin detener.. y que callan como p..s, a ese se le fue la lengua y se tuvo la suerte que quienes le oyeron vanagloriarse de ello se apresuraron a denunciar tales hechos...

Me alegro infinito que a este asesino le llegue su San Martín pero de los miembros de la Iglesia Católica Argentina , ¿qué se sabe de los que bendecieron tales crímenes?...

Ojalà tuvieramos más noticias de esas ¿Verdad, Dani?

Besos multiples y cariñosos, per tothom.

Merche Pallarés dijo...

Por la boca muere el pez... Besotes, M.

Gonzo dijo...

Lo de que era una guerra siempre es la excusa que suelen usar las alimañas... está ya muy oído, por aquí lo han usado mucho... Le recomiendo la lectura de una novela titulada "Una llama misteriosa" de Philip Kerr... Es una de la serie de movelas de tipo policíaco de este autor, protagonizada por un ácido detective alemán en los años 30 y durante la Segunda Guerra Mundial. Concretamente esta novela transcurre al acabar la guerra y el detective (por error) tiene que huir con otros nazis a la Argentina de Perón... Muy recomendable porque cuenta cómo ya en esos tiempos, Perón ya practicaba lo del avión para acabar con sus enemigos y... campos de exterminio estilo Auschwit.

Gonzo dijo...

Ah, lo olvidé, a mi me gusta la tortilla igual que usted y un día después es la gloria.

Loc@ dijo...

TE HE VISTO EN CASA DE DAALLA/Fusilados de Torrellas y he entrado en la tuya a saciar mi curiosidad. Bueeno, saciar es exagerado, dejémoslo en conocer algo. Así he leído este texto, de cuyo contenido no sabía nada y, si no tienes inconveniente, te lo copio y lo republica-ré en mi blog en un mes -más menos-.
Un gusto conocer en cierta forma a gente que comparte algunos ideales contigo/conmigo. PAQUITA