lunes, 21 de septiembre de 2009

pasión devoradora ( the Lucas passion)

En la modesta opinión del que esto escribe las dos aportaciones culturales cumbre de la cultura ibérica a la civilización son, por este orden:
1.-Las aventuras del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, (hito literario que sin duda marca el inicio de lo que conocemos por novela moderna) y…
2.-Eso que los guiris que pasean por debajo de mi casa llaman “spanish omelette” , osease, la insigne, gloriosa y nunca suficientemente ponderada en su importancia tortilla de patatas o tortilla española.
Habrá quien tenga otro ranking, que para gustos los colores, y no seré yo quien se empecine en defender esta jerarquía de aportaciones culturales que está obviando a logros tan importantes como el jabugo, el cante jondo por soleares, la obra pictórica de Goya, el vinito de Rioja, la poesía de Lorca y Machado, o el cava de Sant Sadurní o lo que ustedes quieran…pero es que lo mío con la tortilla de patata es una inmensa y apasionadamente correspondida historia de amor que,… esta sí, de buen seguro durará hasta la muerte o hasta que el nivel de colesterol se salga por la parte superior de la hoja de la analítica.
Aunque muchos lo considerarán obvio y reiterativo, os adjunto una receta de la tortilla, por si alguno de mis lectores de cualquier parte del universo la desconoce ( ayer por la noche estuve viendo el programa de Fríker Jimenez y no hay que descartar la posibilidad de que mi blog sea leído en algún momento por algún alienígena del espacio exterior que desconozca la dorada y plana fórmula de la felicidad). Así pues, ahí va:

"...Pasos Receta:

Paso 1: Lavar y cortar las patatas en laminas finas. Una vez puesto el aceite a calentar se echan las patatas, añadiendo un poco de sal y se fríen. Truco: Si la tortilla gusta con las patatas más desechas puede ir desaciéndose la patata con la rasera mientras se mueve. Cuando se vean doradas se apartan y es importante que escurran el aceite en un colador o en un plato con papel absorbente.
Paso 2: Se baten los huevos con un poco de sal y una vez batidos se añaden las patatas, mezclándolas bien con el huevo batido.
Paso 3: Se prepara de nuevo la sartén en el fuego con dos cucharadas pequeñas de aceite que cubran una lamina del fondo de la sartén. Se echa la mezcla del huevo y las patatas. Truco: mover agitando la sartén con habilidad para que no se pegue la tortilla. Cuando se perciba que está cuajada se pone una tapadera encima y se da la vuelta a la tortilla (es fácil, solo hay que hacerlo con seguridad). Se le puede dar vueltas hasta que quede dorada por ambos lados según el gusto... Y ya está nuestra tortilla de patatas...."


Vuelvo a ser yo. A la receta anterior, que es un standard que he copiado y pegado de la red, añadir dos o tres observaciones particulares, estas sí, de mi propia cosecha, muy importantes:
1.- A mí la tortilla me gusta con el huevo tirando a crudito. Vamos, como la que aparece en la imagen justo inferior. Eso se consigue con el fuego más o menos fuerte para que por el exterior quede rápidamente doradita con poco tiempo de sartén.

2.- En la duda, siempre con cebolla . O sea, tortilla de patata+cebolla. En mi humilde opinión, claro….
3.- Recién hecha está buena. Pero dejada reposar de un día para el otro, está sencillamente gloriosa. La tortilla, como los humanos, si ha dormido bien, está en mucho mejor estado.
Y ya , con está última observación encadeno con la anécdota familiar que ha propiciado este post.
Cuando, en los tiempos de soltero, aún vivía en la casa paterna, los días siguientes al día en el cual mi madre nos había fabricado tortilla de patatas se daba una dura y encarnizada competición por el “trocito sobrante”. Teniendo en cuenta que mis dos hermanos mayores se independizaron relativamente pronto, y que a mi madre le gustaba desayunar muy ligerito,.. tostadas y café con leche… durante décadas los dos elementos contendientes de este desafío a vida y muerte que podríamos llamar la “batalla-del-cachito-de-torti-de-ayer-noche” hemos sido mi señor padre y un servidor.
La cosa, por supuesto, jamás incluía violencia ni intimidación, cosas excluidas de antemano en una relación paterno filial sana. Pero no había que descartar el elemento sorpresa…que el bando contendiente que estaba más cercano a tener problemas de próstata se levantase a orinar de madrugada y cambiase el emplazamiento del cachito de tortilla , hábil estrategia que despistaba al enemigo cuando planeaba empezar su ataque…o que el bando que estaba más cerca de la edad esa de salir por la noche de farra…volviera a las tantas con toda la castaña encima y, sin ninguna consideración, diese buena cuenta del cachito- torti antes de la hora civilizada del desayuno …

Esta última semana mis padres han venido a visitarnos a Eivissa,…y década y media después de la última operación militar truitera, hemos tenido reedición de la ““batalla-del-cachito-de-torti-de-ayer-noche”, con ciertas novedades en los bandos intervinientes.
Con un empuje y una fuerza inusitados ha aparecido un nuevo y arrollador contendiente. Ninguna oferta de tregua ha sido aceptada. Se ha intentado ofrecer como moneda de cambio en las negociaciones cereales con leche de almendras, petisuisses, fruta, yogures, tostadas con jamón york-quesito…todo ha sido en vano. Desde la comandancia de la trona de la cocina se oían las ordenes claras y tajantes…”ESO-ESO!!” (señalando al plato de resto-de-torti), …ante la resistencia inicial de mis fuerzas el mensaje ha sido más claro “ESO-AHÍÍÍ” (volviendo a señalar con el dedo).
Como puede observarse la contundencia del ataque ha sido encarnizada y brutal. El tenedorcillo que es hábilmente empleado para comer trocitos de melocotón o de Kiwi…esta vez se ha abandonado en pro de la efectividad bélica.

Nota final: Este es un post abierto a la participación....¿como os gusta la tortilla, nengs?...¿que quede gorda, ..o que quede lisa y plana, ...o que quede muy cocida, ...o que quede crudita, o..con cebolla, sin cebolla...algún truco para que quede mejor? ¿ mejor en el bar...mejor en casa? Por favor, decidme algo payos, que sois la sangre de este blog...

Salud, Paz y Amor...y tortilla de patatas

17 comentarios:

Selma dijo...

¡¡Tanit se la comió!!!Estas nuevas generaciones suben con empuje y sin consideraciones... ;-)
Dani, tú y yo no tendremos problemas a la hora de hacerla, gruesa, algo babosa y con mucha cebolla!!!
Me cuesta esperar a que esté fria..

Tu Padre guapísimo, y Tanit arrebatadora..

Y la Tortilla siempre a la española, a la francesa está tan sosa!

Petonets per tothom, i per la cuinera que no surt en la foto..

abisal dijo...

SIN cebolla, alma cándida, la cebolla en la tortilla... no (para mi gusto). El huevo tirando a crudo, reconozco que me da repelús pero está tan bueno... y es que hasta en el bar más cutre está rica. La tenía yo un poco olvidada... ¿a que no sabes que voy a cenar?(cómo vienen las nuevas generaciones... hay que ver...acabará liderando un boicot a McDonalds en pro de la comida casera :)

Adanero dijo...

Así, deprisa y corriendo y para ir removiendo conciencias, SIN CEBOLLA.
Luego me leo el post.

Un saludo.

Gracchus Babeuf dijo...

Ahí van mis enmiendas:
1.- No es necesario, ni conveniente, añadir sal a las patatas antes de freirlas. El aceite las lava, y si añade usted también sal al juevo, es posible que, por reiteración, se exceda. La sal solo al huevo, de una sola vez, para así calcular bien.

2.- La manera correcta de cortar las patatas es la siguiente: Desde un polo a otro, formando una cruz, que no tiene por qué ser interpretado como un símbolo religioso. Después, se sujetan unidos los cuatro troxos en que han quedado divididas, y se seccionan siguiendo los paralelos, por lo que en cada corte se obtienen cuatro trozos con forma de sector circular.

3.- Hay que sacar las patatas del aceite un segundo antes de que se pongan doradas. Si están doradas, estarán crujientes. Y eso es muy conveniente para casi cualquier otro plato. Pero para la tortilla no.

4.- El hecho de que el huevo quede poco hecho es lo que define a la buena tortilla: Tiene que estar jugosita.

¿Acepta usted alguna enmienda? ¿Negociamos?

RGAlmazán dijo...

Oiga D. Fritus, yo cambiaría el ranking. En primer lugar, la siesta. En segundo lugar, el Ibérico ex-aequeo (como dicen los cursis) con la paella y la tortilla de patata; y dejamos el tercer lugar para El Quijote empatado con el porrón.
Me gusta la tortilla poco hecha, que se note el huevo y la patata, reciente y el día siguiente, pero que esté jugosa, de eso se encarga la cebolla.

Salud y República

Cenicienta dijo...

odio la cebolla en la tortilla de patatas....muchos dirán: "pero si no se nota", pues si no se nota, ¿para qué se la poneis? a mi me sale de mueeeerrrrrte y jugoooooosssssaaaa sin cebolla, y a mi madre ya ni te cuento!!!!

Gema dijo...

Que arte tienes chavá...
A mi me gusta muy echa, con cebollitas y a ser posible de un día para otro.. .y si llega porque por estos lugares pasa tres cuartos de lo mismo.
Aquí también se estila, la tortilla de escombros, usease... la tortilla con todo lo que pilles... cebolla, pimiento... chorizo.. morzilla... vamos... para poner al colesterol de fiesta con confetis incluidos.
Como curiosidad... ¿sabías que quieren poner la alimentación mediterranea como patrimonio inmaterial de la humanidad?... si señor.... te adjunto el enlace
http://candidaturadietamediterranea.org/candidatura-a-patrimoni-cultural-immaterial-de-la-humanitatnomination-as-intangible-cultural-heritage-of-humanitycandidatura-a-patrimonio-inmaterial-de-la-humanidad/

bomtorpof dijo...

La mejor, y a mi juicio insuperable, definición de España es la aportada por Antonio Fraguas “Forges”, a saber:

España: Ámbito geográfico donde se venera la tortilla de patatas.

En lo personal a mí me gusta de todas las maneras: con/sin; punto cruda/cuajada; reciente/reposada. Con todas las variables que ello implica.

Sólo una condición – sin la cuál sólo hay que añadir un pelín más de hambre, condimento éste no culinario y que se suele soslayar a la hora de ensalzar este o aquel plato – y por el siguiente orden: Que la patata y el huevo tengan sabor de lo que són. Empresa cada día más difícil. Afortunados los mortales que a ello tienen acceso.

Besos a Tanit, probadora de la evidencia que a nuestra especie no se le pueden suministrar sustancias adictivas.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué hambre me ha entrado! De "cachito de torti" nada de nada... Tanit se está comiendo un ¡pedazo cacho! Divertido tu post tortillero. Truquitos: añadir al huevo, un ajito bien picado y perejil picado y mucho mejor si se añaden majados con la sal. Tambien está deliciosa con cebolla y pimiento verde. De nada. Besotes, M.

dudo dijo...

esos sacrílegos de ahí arriba... CON CEBOLLA, POR DIOSSSS!!!
Sí, con cebolla, cebolleta, para ser exactos, y en abundancia. Y ya que has sacado el tema, digo que mi tortilla de patatas no la supera ni cristo bendito, toma ya chulería. Las patatas no se trocean, se pelan, así, finitas, como peladuras, y ni se fríen ni se cuecen, sino fifty-fifty. La sal se echa tres veces, en el comienzo, nudo y desenlace, se cuaja poquito (huevo jugosín) y se deja pa mañana o pa dentro de un par de horitas.
Mi padre tenía el cetro de facedor de omelettes hasta que yo me fui a estudiar fuera... y el primer día que preparé una en casa, mi hermano y mi madre se me hicieron fans automáticamente. Mi padre se resiste (pero se le queda dura la patata, porque la corta en taquitos), y siempre me dice que está sosa... envidia, jui, juí. Harry grande muere por mi tortilla, pasando incluso por encima de la de su madre (toooma ya). Y paro ya de echarme flores, porque así, vía catódica, no lo puedo demostrar, y no es cuestión de presumir sin pruebas.
Ole Tanit, parece que la estoy viendo, "ESO AHÍ", sí señora, contundencia y economía linguística. Prrrrrrrrrrreciosa.
(oye, que en la foto sales con jerséi de cuello vuelto... no jodas que hace frío... noooorl...)

dudo dijo...

por cierto (es que hoy estoy muy chula. muy. pero que muy.)
Mi tortilla jamás sobra para el día siguiente. Jamás. ¿Estamos? (léase todo con acento de Aluche).
Vale. Ahora sí que paro.

Euphorbia dijo...

Para mi gusto, está buena de todas maneras, crudita o más cuajada; con o sin cebolla (aunque mejor con). La patata doradita si puede ser. Eso sí JAMÁS DE LAS PREPARADAS INDUSTRIALES. PUAJ!!!

En esto también entra el arte de saber girarla, cosa que se me da bastante mal, por cierto.

Al hereu también le gusta mucho, aunque no tanto como el pescado.

Por cierto, menudo parecido padre/hijo...

Petonets

Anónimo dijo...

Para mi con un trozo de pan y una buena caña de cerveza bien fresquita !

Jordi

mi sombra dijo...

dudo lleva razon...
y la de hoy ya ha sido pa caerse de pompis... podio compartido con la de la abuela de quique junior.

pero bueno... jurado de tortillas a full-time, presente... hagan juego, señores.

grandiosa foto la de Tanit

fritus dijo...

Queridos todos...no hay nada como un tema aparentemente intranscendente para que esto se anime...

SELMA...no sé si decirle a mi padre eso de que le ves guapisimo, no vaya a ser que se lo crea y luego a ver quien lo aguanta...

Doña ABISAL...bienvenida a esta santa casa..., puede usted volver cualquier día, aunque no haya tortilla

EINGEL...asi rapido, ....CON CEBOLLA, que rima con Montoya.

Don GRACCHUS..acepto todas las enmiendas, que se ven fruto de la observación emprica, la experiencia y la práctica...sí señor y procuraré ponerlas en practica la próxima tortilla.

Don RAFA , me alegro de que usted está también en el bando cebollero...como le digo a Don Graco, acepto también encantado sus enmiendas en el ranking, y me declaro firme partidario de algunas de ellas...porrón incluído.

Doña CENI... la cebolla si se nota, por supuesto, y por eso la pongo...me gusta como sabe y expongo razones más colaterales abajo...

GEMMA me ha encantado lo de la torti de escombros...yo tengo una receta parecida a esa que se llama “arroz de nevera” ( te lo puedes imaginar) y me ha encantado también el link tan apañao este del patrimonio inmaterial

MERCHE...como Graco, se aprecian las enmiendas...y más viniendo de una vasca de nacimiento.

BOMTORPROF...efectivamente la tortilla de patatas es altamente adictiva, pero gracias a Dios todavía no es necesario robar para conseguirla...(o desfalcar la VISA del ayuntamiento de Palma, como el concejal Rodrigo de Santos...)
DUDO ( De Aluche, es lo que tiene haber viajao) ...la autoestima es una virtud muy útil en la vida, comentar, eso sí, que entre la autoestima y la arrogancia hay una línea tan fina que a veces es muy dificil de ver...

EUPHORBIA..por supuesto, jamás tortilla prefabricada, jamás ...sí hay mucha prisa y poco tiempo, antes hacerla con patatas fritas de bolsa ( chips)

ANONIMO Jordi, sí señor, con una cañita casi cualquier cosa( no dulce) gana

y leyendo el comentario del Sr/Sra MI SOMBRA( aunque me da a mi que es Sr) la tortilla de Dudo debe de estar al nivel de sus relatos, que es muy alto

Un abrazo a todos, amiguetes

fritus dijo...

NOTA FINAL.
Con respecto a la cebolla,que , como todos sabemos, rima con Montoya..si alguien tiene curiosidad sobre sus efectos colaterales, ruego teclear en búsqueda de google...Abou el Heiloukh...que es un tipo que comió cebolla durante tres días seguidos y luego, le pasó algo durante 30.

un abrazo

dudo dijo...

(uy, ése que ha dicho que empato con nosequién... me da que va a dormir en el sofá...)
Querido Fritus: es cierto que entre la autoestima y la arrogancia hay un pelito, pero es que la falsa modestia... ejum. Vamos, es como si Pau Gasol dijera, un poner, que lo suyo no es pa tanto, que total, anillo de la NBA más o menos, oro mundial, plata olímpica y oro europeo, y MVP, que son circunstanciales, que cualquiera lo puede hacer con un poquín de esfuerzo. Amos, que no. Y la Pau Gasol de la tortilla soy yo, y ya está, hooooooombre.
(ay, qué vértigo... a que me caigo del pedestal en una de éstas y me doy un fostio de los de fractura múltiple, por bocazas...)
Besotes múltiples a la familia Frita.