jueves, 9 de julio de 2009

Otros ángulos

“ No soporto a la gente que dice esa tontería de “ no tengo mano para dibujar”. Pero ¿de que coño hablan?...yo he visto a gente pintar con los pies, pintar con la boca. La mano no es nada. El ojo, la visión,.. es todo. Seguramente , vosotros venís en grupo desde vuestra casa hasta la escuela…Dentro de ese grupo, hay quien se sabe de memoria los nombres de las tiendas y de los bares del camino…quien se da cuenta enseguida que han cambiado el cartel del cine de estreno, o quien reconoce las caras de los transeúntes que se encuentra en sentido contrario, pasando día tras día a las mismas horas…y quizás el resto del grupo ni se entera. A eso me refiero cuando digo que el ojo lo es todo”

Josep Ignasi Farrés, pintor y profesor de dibujo en la escuela la Salle Comtal, en Barcelona

En filosofía, tabula rasa o tabla rasa hace referencia a la tesis epistemológica de que cada individuo nace con la mente "vacía", es decir, sin cualidades innatas, de modo que todos los conocimientos y habilidades de cada ser humano son exclusivamente fruto del aprendizaje a través de sus experiencias y sus percepciones sensoriales.

Pero incluso la percepción sensorial está condicionada por la actitud del individuo. Y hay veces, sobre todo en tu etapa de formación , ( bueno… en realidad, durante toda la vida, que es lo que en realidad debería ser la etapa de formación del individuo) que uno necesita empujones, ayudas, alguien que te coja de la barbilla y dirija tu cara en la dirección en que puedes percibir lo que está realmente pasando. Porque, de no ser así, corres el riesgo de pasar por la vida de refilón, sin aguzar esa visión periférica tan necesaria.
En 1989 ví, como supongo que muchos de los que estáis leyendo esto, una película de Peter Weir que se tradujo en España como “el club de los poetas muertos”.
En una de las escenas de la película, el personaje protagonista, un profesor de literatura interpretado por Robin Williams, pide a uno de los alumnos que se ponga de pie sobre el asiento del pupitre, en vez de estar sentado en él…

Con ello no persigue ponerle en rídiculo, sino hacerle variar de perspectiva, hacerle ver, aunque solo sea por unos minutos, las cosas desde otro ángulo, la realidad desde otro punto de vista… dándole con sólo un gesto una de las lecciones más importantes de la vida…que las cosa no siempre son como las vemos dia tras día. Pueden ser diferentes.

Cuando echo la vista atrás y recuerdo no puedo por menos de agradecer mucho a decenas de personas que pasaron por mi vida y me pusieron de pie sobre el pupitre.
A veces, ni tan siquiera fueron amigos del alma o compañeros durante mucho tiempo, …a veces, ni tan siquiera había una intencionalidad didáctica en sus palabras…( como los bocazas que te decían que los reyes magos no existen o que los papis y las mamis hacen cosas que …no tenías ni puñetera idea ….) otras veces sí hay un intención de forzar una respuesta mental en el oyente. Como cuando oí a un catedrático de Filosofía del derecho, decirnos, en el primer día de clase a nuestros tiernos 18 años ( 17 en mi caso, que nací en diciembre) a trescientos tipos/as concentrados en el aula magna de la Facultad de Barcelona…”Olvidense ustedes de las tonterías que han oído hasta ahora sobre el sentido de la justicia y el imperio de la ley…el derecho no es más es el instrumento que tienen las clases dominantes para seguir teniendo la sartén por el mango”. Se llamaba Juan Ramón Capella, y me habré repetido a mí mismo esa frase cientos de veces en los veinte últimos años.

Hoy añoro esa época de aprendizaje. Ya no hay chicos listos que saben que los reyes son los padres y que esos padres follan…ya no hay profesopres deslenguados e irrespetuosos que luego resultan ser los mejores docentes, ya no hay….
Me siento mayor y probablemente, aunque intento no pensar en ello, (o diez horas diarias de agotadora jornada laboral de lunes a viernes me tienen la mente ocupada en otras cosas) estoy en plena crisis de los 40.

Pero queda algo. Si hay algo que me alegra el día casi cada día, y es la ronda bloguera…Ese paseo casi diario a las casas de los que aparecéis en el margen derecho de la pantalla y algunos que, por desidia de un servidor, no salen….ese ir a casa de cada uno de vosotros y leer vuestras impresiones, lo que se os ocurre y tenéis la gentileza de volcar, en la mayoría de los casos, con un estilo narrativo envidiable. Por todo ello, y por la ilusión que me sigue causando esto de la blogocosa, os doy muchísimas gracias por abrirme los ojos, y hasta las orejas.

Salud, Paz y Amor a todos.

6 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Nene, ¡la crisis de los 40! Anda, anda ¡si todavía eres un chavalote! Qué manía teneis los cuarentañeros de sentiros viejos. No lo puedo entender. Estais en la mejor época de vuestras vidas no sois ni viejos ni jóvenes (vale) pero estais en el esplendor de vuestra existencia, a todos los niveles, sensual, intelectual, vivencial. Como se dice en los pueblos anglosajones: Life starts at forty!! Y es verdad. Los 40 son unos años fabulosos. Sosegados, pero llenos de vida y de experiencias fabulosas. O sea que ¡a disfrutar! Besotes, M.

Selma dijo...

No hubiera podido expresar mejor , ni de lejos, la sensación, idéntica a la tuya de ir de casa en casa a visitaros, visitarte, Dani... Chapeau, por la manera que tienes de relatar, enlazar hasta llegar al climax ( no pienses mal!) emotivo, final.. es cierto.. esta Blogocosa como dice nuestro Maestro Rafa.. tiene magia y nos ilusiona ... no podré dejar nunca de leerte/os y comentar.. escribir, eso ya es otra historia.. me acomodo muy bien de esta nueva situación...de descanso, retiro..le ponga el nombre que le ponga...

excelente Post, Dani.. por un momento y a l ver la foto inicial pensaba que tratarías de la "Naranja mecánica" o de" Le chien Andalou" pero no... a mí también me gustaban estos profesores...que ya no abundan..
El curso que viene me lanzo a la aventura de iniciar otra carrera y con el Plan Bolonia...:O...Masoquismo? Puede ser..

Et deixo una abraçada molt carinyosa, Dani.. i ja saps: Petonets per les teves dues deeses!

Gonzo dijo...

menos mal que nos queda Portugal y usted amigo Fritus... Yo debo estar tb en la misma crisis y no tengo excusa porque ahora estoy sin trabajo remunerado, aunque hasta arriba con el próximo proyecto de cortometraje que esperemos poder rodar a final de año... Aún así estoy falto de inspiración para mi blog, no sé qué me pasa, me faltan ideas, me cuesta, no sé, estoy en crisis.

Sé que se la acusó de algo hortera al club de los poetas muertos, pero a mí me encantó y en concreto esa escena que usted comenta... Los momentos del profesor me parecen cojonudos y en mi año como profesor de universidad tenía a Robin Williams y su personaje constantemente en la cabeza... Al final la tuve con el engominado de mi jefe de departamento y no me renovaron, pero un alumno mejicano me escribió desde su tierra para darme las gracias por las clases de ficción en Tv, lo cual que me hizo ilusión. Y otro antiguo alumno (que además no era buen estudiante) me llamó maestro un día que me encontró por la calle, lo cual me hizo gracia.

Con un lúcido profesor de análisis de guión, el único tipo que me enseñó algo práctico en mil años sobre los guiones, desmembramos su brillante guión, muy de Hollywood, pero no es óbice para que conmoviera, y yo soy un vendido al Imperio, ya sabe.

ANABEL dijo...

Pues mire usted, que también puede enseñarnos algo, ayudarnos en nuestro aprendizaje. De hecho hoy me ha hecho ver "El club de los poetas muertos" de otra manera. Y es que yo no era muy forofa que digamos. Un cambio de perspectiva, un aprendizaje continuo, un continuo vivir.
Un beso muy gordo Dany Boy

RGAlmazán dijo...

La crisis de los cuarenta es dura. Yo llevo veinte años padeciéndola. Y sí, conviene mirar las cosas desde distintas perspectivas, aunque sea más complicado. Y ponerse en el lugar del otro, para poder ver el bosque. La reflexión desde distintos puntos de vista y la empatía son cualidades que deberíamos practicar más. Pero, ya ve usted amigo Fritus, el ser humano es un animal de costumbre y en vez de mirar al horizonte hace como el avestruz, esconde la testa.
Oiga, cuando se pone usted a filosofar es la leche. Me gustan sus pensamientos en voz alta, y déjese de crisis de los cuarenta que la peor está por venir.
Por cierto, su palabra de verificación me tiene cierta inquina y sabe de mi querencia por lo italiano, el otro día me salió caproni que ya sabe lo que significa y hoy meati que no significa nada pero que en itañolo podría ser meados. Oiga haga el favor de decirle a su maquinita que sea más respetuoso con sus huéspedes.

Salud y República

fritus dijo...

MERCHE…ante todo, muchísimas gracias por tu apoyo psicológico. Y he de reconocer que en mi caso , almenos una parte de mi “life” si que ha “starteado at forty”. Fui padre con por primera vez con 39 años…y eso si que supone un cambio de perspectiva. Me doy cuenta de que eso, que objetivamente es ser un padre viejo, en esta generación de mimados que es la mía es más corriente de lo que parece…de hecho, en mi círculo próximo de amistades hay varios cuarentones/as con bebes o niños muy pequeños. Empiezas a percibir, de golpe, que muchas de esas cosas que tus padres te decían de chaval puede( vamos más que posible es probable) que sean ciertas.
SELMA…felicidades por lo de tu próxima matrícula, lo de ser alumno otra vez debe de ser divertidisímo. Yo a veces he pensado matricularme de historia en la UOC, o de Humanitats, o de lo que sea…pero creo que lo haré cuando esté jubilado, (si el tabaco y los excesos tóxicos de juventud me permiten llegar hasta la edad de jubilación..) Sé que comprendes la rara sensación de ilusión casi infantil, que me produce ser un yonqui de la blogocosa, y sabes que no exagero…( lo del climax me ha encantado, aunque se que el palabro no está en su sentido habitual)

GONZO …menos mal que estamos igual, en lo de la sequedad de ideas, me refiero…yo he tenido que acudir al expediente este de la sección de la cancioncita bilingüe para asegurar un tema fijo y, entre usted y yo, no escurrirme tanto el coco pontificando sobre lo divino y lo humano….pero usted, a juzgar por los galardones y reconocimientos de su última movie, allá por las Cantabrias-Asturias (que no me ha quedao mu claro), usted es un señor sobrao de talento, así que no se preocupe…Con respecto a “Dead poets society”, creo que fue una película muy digna, que coño…una película muy buena, bastante vapuleada por la crítica.

Y aquí enlazo con el comentario de la bella ANABELLA, a la que no le gusta, (igual que tampoco le gusta Bowie, ni Llach…) y sin embargo es tan maja que viene de visita aquí y comenta, que es algo que le agradeceré eternamente, como a todos ustedes…y es que una cosa es una cosa y otra cosa es otra, a mi no me gusta nada sabina y me lo paso teta en los blogs de muchos sabinistas de pro…

Don RAFA…Yo firmaba ahora mismo por tener sus estupendos sesenta años ( su peinado ya lo tengo, con cuarenta menos) que sepa usted que yo no tengo ningún control ni poder sobre los palabros italo-eslavo-arameos también conocidos como palabros de verificación, si de mi dependiera….la palabra de bienvenida sería BENVENUTO…por cierto, ¿dónde está Benvenuto?

Un abrazo y gracias a todos