lunes, 29 de junio de 2009

edición bilingüe: Venim del nord, venim del sud, de Lluís Llach

He vivido en 2 ciudades que son puerto de mar, y me gusta.



Una de las cosas que me gusta de vivir en Eivissa es que aquí conviven personas provenientes de 102 nacionalidades sin apenas conflictividad social. Supongo que Eivissa tiene una larga tradición de lugar de paso de muchas civilizaciones y culturas y un último medio siglo de acelerado entrenamiento de trato al “diferente”.



Extraigo del DIARIO DE IBIZA, un fragmento, publicado este año, a cuenta del tema que nos ocupa:
“ La estadística de población del INE revela que el municipio de Eivissa tenía en 2008, hace un año, 46.835 habitantes, de los que 11.604 eran de origen extranjero, lo que arroja una cifra del 24,7 por ciento. Esta proporción representa la más alta de las tres capitales de Balears, puesto que los extranjeros de Palma son el 19,4 por ciento y en Maó el porcentaje aún es menor….”



La proporción de extranjeros empadronados, esto es, residentes todo el año en la totalidad de la isla, es aún mayor que en el casco urbano de la ciudad de Eivissa. Es una media del 24.84 %, lo cual quiere decir que una de cada cuatro personas empadronadas y residentes legales, todo el año, es nacida fuera de España. Es sin duda un porcentaje mucho mayor que el de grandes capitales de España, como Madrid o Barcelona… que tienen un 17 %, aproximadamente. ( Obviamente,… siempre hablamos de residentes…ya que, en plena temporada turística, en Eivissa, la relación porcentual se invierte y los que estamos en franca minoría somos los españoles, pero el turista, europeo en su mayoría, y que viene a gastar y no a intentar ganar dinero, y es otro significado de la palabra “extranjero” ).



Y como otras veces en las entradas del mundo frito…voy de lo particular a lo general. Esta intro de estadísticas demográficas me sirve para anticipar el tema sobre el que versa la canción que os fusilo hoy.

“…seran inùtils les cadenes d'un poder sempre exclavizant,
que és la vida mateixa que ens obliga a cada pas.
I caminem per poder ser i volem ser per caminar…”

El párrafo , creo, que no necesita de traducción. ( aunque, está traducido, igual que el resto de la canción, un poquito más abajo) .


Nuestro próspero Occidente blanco puede afanarse en construir muros, vallas metálicas, dotarlas de policías y/o guardias de seguridad , ya sean éstos humanos o caninos, que la marea humana de personas que intentan ejercer su elemental derecho a no morirse de hambre es imparable. Vendrán muchos más, a demostrarnos que es imposible parar injustamente el movimiento humano en este mundo globalizado donde ideas, información y mercancías viajan a cualquier parte del planeta hasta sin albarán de papel , con simples claves electrónicas, y vendrán muchos más a demostrarnos que la inmigración, aunque parezca un problema…en realidad, es la solución.

Esas tres líneas en cursiva son un extracto de la canción que ocupa la edición bilingüe de hoy. La canción es “ Venim del nord, vénim del sud” ( venimos del norte, venimos del sur) del cantautor catalán Lluis Llach, que supongo no necesita presentación. La canción se publicó en el año 1978 , dentro del LP “El meu amic, el mar.”





Con respecto a Llach, del que obviamente, por archiconocido, no pienso hacer ninguna semblanza biográfica, os la linkeo aquí…sólo un apunte personal de este humilde escribiente. Le tengo un inmenso respeto y admiración como artista…pero no soporto oírle hablar en las entrevistas. Y no se trata de que el tipo me caiga mal….es sencillamente su forma de hablar…ese fuerte acento de Girona combinado con esa expresión un poco afectada, como de divino. Pero bueno, …que vamos a hacerle. Muchas de sus canciones, ya sean letras de su autoría personal ( como ésta) o versiones de obras de poetas en lengua catalana, son auténticas piezas maestras, es un gran poeta aunque oírle hablar a mi me resulte exasperante.

Como cada lunes, os adjunto la letra de la canción en su versión original y en su traducción al castellano.Desgrciadamente, no es la versión original de la canción, sino un arreglo posterior, más étnico, aunque personalmente creo que la canción estaba mejor originariamente. Pertenece al último concierto público de Llach, el de su retirada pública en 2007. Y, sinceramente, espero que su letra os emocione, ni que sea un poquito, como me pasa a mí cada vez que la oigo.

Venim del nord, venim del sud, de terra endins,de mar enllà//i no creiem en les fronteres si darrera hi ha un company//amb les seves mans esteses a un pervindre alliberat.//I caminem per poder ser i volem ser per caminar.//
Venim del nord, venim del sud, de terra endins,//de mar enllà, i no ens mena cap bandera que no es digui llibertat,//la llibertat de vida plena que és llibertat dels meus companys.//I volem ser per caminar i caminem per poder ser.//
Venim del nord, venim del sud, de terra endins, de mar enllà.//i no sabem himnes triunfals ni marcar el pas del vencedor,//que si la lluita és sagnant serà amb vergonya de la sang.//I caminem per poder ser i volem ser per caminar.

Venim del nord, venim del sud de terra endins, de mar enllà,//seran inùtils les cadenes d'un poder sempre exclavizant,//que és la vida mateixa que ens obliga a cada pas.//I caminem per poder ser i volem ser per caminar.







Venimos del norte venimos del sur de tierra adentro de allende el mar//y no creemos en fronteras si un compañero está detrás con sus dos manos extendidas hacia un futuro liberado.//Y caminamos para poder ser y queremos ser para caminar.
Venimos del norte venimos del sur//de tierra adentro//de allende el mar//y no nos conduce ninguna bandera//que no se llame libertad,//la libertad de vida plena//que es libertad para mis compañeros// Y queremos ser para caminar y caminamos para poder ser.//
Venimos del norte//venimos del sur//de tierra adentro//de allende el mar//y no sabemos himnos triunfales ni marcar el paso con el vencedor, que si el combate es sangriento nos avergonzaremos de la sangre vertida.// Y caminamos para poder ser y queremos ser para caminar
Venimos del norte venimos del sur de tierra adentro de allende el mar//serán inútiles las cadenas de un poder siempre esclavizante porque es la vida misma la que nos obliga a dar cada paso.//Y caminamos para poder ser y queremos ser para caminar.



PD: La frase de la última imagen dice aquello tan evángelico de "trata a tu prójimo como a tí mismo", y es que hace dos mil años, cuando no eran poderosos sino unos proscritos sociales, y aún no se dedicaban a opinar sobre linces, tuvieron alguna idea buena.

Salud, Paz y Amor a todos.

7 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Preciosa canción ésta de Lluis Llach! y muy cierta. Todos venimos del norte o del sur y seguiremos viniendo. Como los "poderes" no inviertan, por lo menos, el 0.7% en los países del tercer mundo para ayudar a su desarrollo, seguirán llegando, llegando y llegando. Besotes, M.

RGAlmazán dijo...

Llach siempre me emociona. Gracias, D. Fritus por acercárnoslo, que si no se pierde entre la maraña informativa, y no es justo.
Salud y República

Selma dijo...

"ese fuerte acento de Girona"... Grrrrrrrrrrr a veure si m'enfadut! ja sabem que acabem en ut molts verbs en primera persona.. Es conya Dani.. Si tinguessis ocasió de parlar amb mí per tfn veuríes que el que domina és el meu accent Gavatx!Rafa t'ho pot confirmar..

Envidio este cosmopolitismo y convivencia de Eivissa.. El carácter peculiar de los Isleños.. tan y tan agradable.. sea de la isla que sea.. Recuerda que si tienes ocasión de ir a Djerba.. te gustará.. Para nosotros se acabó el viajar en avión.. :( (Problemes de cor, no del meu.. ja ho saps..)
Buff callo, me estoy confesando..
Y es la hora tonta.. una de tantas.. Constatas por tí mismo como necesito este descanso, verdad?

Vinc del Nord i estimo el Sud amb bojería..

Una abraçada Dani, petonets a les reines..

Perdona el rollo...

Antonio Rodriguez dijo...

No hay muros suficientemente altos ni mares demasiado profundos que puedan parar el fenomeno migratorio mientras haya pobreza y marginación en el mundo.
La responsabilidad es de los paises desarrollados que espolian las riquezas de los paises del tercer mundo mientras les niegan la posibilidad de desarrollo. No se dan cuenta que solo inviretiendo en esos paises un poco del gasto superfluo o del gasto armamentístico se resolverían muchos de los problemas actuales.
Y de Llach que decirte, has tocado mi fibra musical, no me he perdido ninguno de los conciertos que ha hecho en Madrid.
Salud, República y Socialismo

fritus dijo...

MERCHE...el 0.7, mira que es pequeñito...y lo que les cuesta soltarlo

RGALMAZAN...si es que la maraña informativa también me importa, pero estoy intentando asimilarla...y tenía que cumplir con la cita cancionera del lunes

Guaita...SELMA, sabía que la referencia al acento de los tocados por la Tramuntana ( aquí en Balears también sopla y a veces se lleva casas y coches y barcos)te provocaría alguna reacción...

Te explico...hace años trabajé de responsable de RRHH para un grupo de empresas que tenía, entre otras, una factoría en Banyoles...mi experiencia con los nativos me convenció de que, parafraseando al gran Obélix, "están locos los de Girona"...claro que ellos debían pensar que yo era un espabilao de "Can Fanga" que venía a tomarles el pelo...en mi defensa diré que yo era un mandao. Jo també t'estimot ( llegit:/astimut/).

ANTONIO tienes toda la razón, y lo peor es que el responsable de la pobreza del tercer mundo es un occidente neocolonialista y explotador de sus recursos naturales.


Comentaros a todos, que mi favorita de Llach es " i si canto trist"...supongo que si ésta sección de los lunes dura lo suficiente, tendrá su entrada.

un abrazo

ANABEL dijo...

Los linces han hecho mucho daño... muchísimo daño al mundo. ¡Ja,ja,ja!.
Pasando a otra cosa mariposa, reconozco que a mi Lluis Llach (espero haberlo escrito bien, y que no se me aparezca el bigotes catalán en sueños, entiéndase Carod-Rovira) me echa un poco para atrás por los mismitos motivos que a tí, aunque yo no distinguía ese acento tan cerrado (esa finura del oído correponde a la convivencia. yo lo más que puedo hacer es distinguir a uno de Huelva de otro de Badajoz). La canción me gustó y la letra mucho más, se agradece la traducción.
Lo de vivir en Ibiza es una suerte que deberás agradecer el resto de tu existencia. A mí me matas de envidia, y no precisamente por la cuestión veraniega.
Besos gordos

Pamela dijo...

Laura, Si canto trist, resuenan siempre en mis oídos, hace rato que perdí esas grabaciones, que tenía en viejas casettes.

Esta es mi primera visita a tu blog y me siento emocionada con cada una de tus entradas. Gracias por este recordatorio: te lo dice alguien que fue por muchos años extranjera, inmigrante, exiliada. Supe del desprecio y de la intolerancia, pero también del enorme corazón del ser humano.