jueves, 11 de septiembre de 2008

quants serem per sopar?


En catalán: ¿Cuántos seremos para cenar?


Imaginaos que tenéis una familia numerosa, esposa, abuelo y abuela, y siete hijos, en total, once a la mesa para comer..ya no se lleva, pero como las meigas, de haberlas, haylas. Habrá días de garbanzos, y días de solomillo...pero lo que está claro es que deberá haber comida para once. Cuando vayáis al super, habréis de llevar pasta en el bolsillo suficiente para esa finalidad. El Honorable President Pepe Montilla, hombre serio y responsable y buen gestor de los negocios públicos (no es lo que se dice la alegría de la huerta, pero su reputación es intachable) ha descubierto que mamá España no le ha dado pasta suficiente para ir al súper en condiciones.

Los que me conoceis y habeis leído algo en esta santa casa sábeis que se me puede situar políticamente a la izquierda, y que, como los rojos de la vieja escuela, creo más en clases sociales que en patrias...vamos, que no soy nacionalista. Soy de los que pienso que el nacionalismo, cualquiera de ellos, es una enfermedad que se cura viajando...o conociendo gente (que a veces los que viajan son los otros). Cualquier nacionalismo me da una alergia superior al polvillo de la procesionaria del pino, y como dice mi estimado Gonzo, me salen ronchas.

Aunque ahora viva a unas mil millas marinas del “cap i casal”, lo que si soy es catalán de nacimiento y “xarnego” de filiación, más o menos, salvando distancias, como el honorable Pepe Montilla,( o sus hijos) militante socialista desde hace años al menos, tantos como Alfonso Guerra.

Dado que la aportación fiscal de Catalunya a las arcas del estado es muy cuantiosa, se tiende a creer en uno de los falsos mitos y tópicos de este país, a saber: que los catalanes son ricos. O , comparativamente, más ricos. Craso error. Aunque pueda parecer extraño, tiene su explicación.


Quizá el territorio sea más próspero.Y en consecuencia, atraídos por esta prosperidad durante el pasado siglo XX comenzó un flujo migratorio que aún no ha cesado, que va, in crescendo.....Ergo. Los catalanes son más gente. Son mucha más gente concentrada en mucha menos superficie territorial. En consecuencia, su aportación fiscal a las arcas de Estado es mucho mayor, lo cual no significa, necesariamente, que la mayoría de su población nade en la abundancia...al contrario, los ciudadanos de Catalunya necesitan, como cualquier hijo de vecino, médicos para sus enfermedades, maestros para sus hijos, e infraestructuras que funcionen...y ya de paso, si tuviesen alguna autovía que no fuera de peaje, como pasa en otras zonas de España, pues miel sobre hojuelas..... ( como si ese hecho lo hubiese decidido la población, encantada de depositar sus euritos en la cestita o poner la visa en la rajita cada puñetero día que va a la fábrica a currar o a la playa en verano) .

He oído hablar muchas veces de dos temas, relacionados entre sí...


Por parte del rancio nacionalismo derechista de CIU, y no tan derechista de ERC, y de los que les hacen de voceros, he sentido como me hervía la sangre cada vez que les oía decir aquello de “Espanya ens roba” y me han asaltado unas intensas ganas ( que tras respirar hondo he contenido en un supremo esfuerzo Zen) de soltar un sopapo al interlocutor....

Por parte del rancio nacionalismo derechista de ciertos dirigentes del PP español, y no tan derechista de ciertos dirigentes del PSOE, ( leáse Rodríguez Ibarra, Bono, o el propio Alfonso Guerra) y también de los que les hacen de voceros, he sentido como me hervía la sangre cada vez que les oía decir aquello de “los catalanes son insolidarios” y me han asaltado unas intensas ganas ( que tras respirar hondo he contenido en un supremo esfuerzo Zen) de soltar un sopapo al interlocutor.

A mediados de los ochenta recuerdo un artículo en prensa de Joan Lluís Bozzo, director de teatro y militante socialista, escrito para contestar a los pujoleros que le acusaban de “ Traïdor a Catalunya” en que expresaba que se sentía orgulloso de que la contribución de Catalunya ayudara a otras autonomías desfavorecidas economicamente, con el siguiente símil, muy gráfico …”imaginad que los de Pedralbes tuvieran semáforos de marfil y parterres con orquídeas y los de la Mina se siguieran comiendo los mocos” ….( para poner un símil neoyorquino , Pedralbes será algo así como Park Avenue y la Mina, el Bronx) . Suscribía, y suscribo completamente esa opinión.


A mediados de los años ochenta del pasado siglo, cuando se establecieron las bases para la redistribución de los recursos públicos entre las diversas comunidades autónomas, y cuando Bozzo escribió ese artículo, la población catalana era de seis millones de personas...hoy supera los 7.600.000, acercándose peligrosamente a los ocho millones. Sólo la diferencia, sólo el aumento poblacional experimentado en estas dos décadas, es un número de gente superior en 500.000 personas a la población entera de Extremadura( por poner una autonomía "pobre"),o de Baleares(por poner una autonomía "rica"...que sobre esto habría mucha tela que cortar) por ejemplo, que rondan ambas el millón de personas, actualmente …

Tengo mis serias dudas de que los catalanes dispongamos del mismo número de médicos de cabecera/habitante o maestros de escuela/habitante que el resto de nuestros compatriotas. Quizás sería un buen momento para replantarse los números ¿no?

Un abrazo, Salud Paz y Amor a todos.

12 comentarios:

Gonzo dijo...

Tremendamente educativo y lúcido, entrañable Fritus, más claro agua... Por cierto, de lo que conozco su tierra, lo de los peajes es la leche, me parece una auténtica putada. Y en lo del ferrocarril y cercanías, no me extraña que ustedes montaran el pollo, ya que lo padecí yo mismo en mi anual visita al Festival de Sitges... Pero bueno, ya sabe usted que salvapatrias hay en todos lados, y son muuuu pesados, oyes.

SELMA dijo...

Completamente de acuerdo contigo, y te diré más me hace muy feliz que nuestro presidente se llame José Montilla... pensar que el término "Xarnego" era para denominar a los hijos de catalan/a con frances/a ( mis hijos por ejemplo...)y ahora... ha pasado a término despectivo para denominar a los mal llamados " altres Catalans"...

Una forta i carinyosa abraçada company!

Lluís dijo...

Estic d'acord, a Catalunya falta solidaritat desde Espanya, però també detecto una manca d'esperit emprenedor pels propis catalans. Ens estem adormint. Només nosaltres podem canviar aquesta situació. La terra és de qui la treballa. Òbviament, hem de seguir essent solidaris. Una cosa no treu mai l'altra

Lluís dijo...

I quan dic catalans em refereixo a TOTS ELS CATALANS. sense excepció.

begoyrafa dijo...

Completamente de acuerdo, sobre todo en el tema de los nacionalismos, a mí también me dan alergia todos sin excepción.
En cuanto al tema de la solidaridad, creo que hay una tendencia general en esta España mía, esta España nuestra a pensar que lo que se opina en Madrid es lo que opina el resto del país.
Un abrazo
Rafa

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Tienes mucha razón,por lo que sé no se redistribuye bien el dinero allá,ni ustedes tienen el nº de medicos que necesitan,ni los docentes,en estos días han resurgido un poco más quizás por la estanflación que hay en España todos esos temas de separatismos,y les han señalado a los catalanes bastante,al tiempo que he leido las muchas quejas de parte de ustedes porque aportan mucho y no les vuelve lo que necesitan como gran población que son.Quizás allá pasa como aqui tienen a todo el mundo en esos líos para obviar los problemas reales.
Por lo mucho que me han contado los amigos que tengo de Catalunia,pues llega a indignar esa mala distribución y no es que no sean solidarios,pues vaya que si lo son,pero tienen necesidades como todos y razón en sus quejas.
Y pues los amigos que tengo no son ricos y son catalanes asi que eso de que son ricos no me parece,lo que me agrada de los catalanes que conozco,que ellos defienden y transmiten su cultura de una manera pacifica,yo he aprendido de habaneras,patum de verga,sardanas,de lo que significa la diada que festejan hoy,además de conocer todas las canciones de Serrat,la verbena de sant Joan y me encariñé mucho con vuestra cultura y con el catalán que aprendo como puedo y que me fascina.Me gusta tu postura ,es muy inteligente,y conciliadora a la vez que aportas lo que sientes, me gustó este post,te felicito por el.Un petó i una forta abraçada per al teu.

Antonio Rodriguez dijo...

Yo lo que pienso de esto de la financiación autonómica es quo no puede haber modelos diferentes de financiación, sino uno igual para todas las autonomías.
Y luego están las diferentes competencias atribuidas a las distintas comunidades autónomas, que crean discriminaciones entre la ciudadanía. Este es un país inacabado por los intereses partidistas de los partidos mayoritarios, que han utilizado las transferencias competenciales como moneda de cambio. Solo con un estado federal que defina claramente las competencias que son exclusivas del estado y cuales de las comunidades autónomas se acabaría esta feria.
Y un sistema de financiación único que, manteniendo un fondo de solidaridad para mejorar el desarrollo de las comunidades más atrasadas, distribuyera los ingresos destinados a las autonomías con criterios de población, dispersión, edad, etc.
Y además yo como tú, Daniel, ciudadano del mundo.
Salud, República y Socialismo

bomtorpof dijo...

Queridísimo Fritus:

Es muy interesante y oportuna tu entrada. Coincido contigo en gran parte de lo expuesto y también apelo a tu conocimiento de la historia por si se puede explicar el por qué siendo las dos autonomías que citas, la extremeña y la catalana, muy parecidas con la salvedad qué la primera no dispone de salida al mar ( lo cual no fue impedimento para que muchos de sus pobladores se marcharan a “hacer las américas” y hoy los conocemos como “los conquistadores”), pero por lo demás y que se sepa ninguna de las dos posee minas de oro o diamantes o pozos de petróleo, es decir riquezas naturales. Si tienen en común una materia prima: el corcho; primero lo manufacturaron los catalanes y ahora lo hacen los extremeños. Así pues y dado que la riqueza no sale de debajo de las piedras, ¿En dónde radica que una sea considerada pobre y la otra rica? ¿Esto ha sido siempre así?.

Besos para todos/as

Cósimo dijo...

Fíjese que aquí en Murcia andamos pensando también que España no es muy solidaria con nosotros ¿cree que nos harían más caso si creamos una línea nacionalista?... el problema quizá es que no tenemos nada que que el resto de la Península ansíe, excepto quizá algunos kilómetros de costa y sólo en época veraniega...

Yo creo que hay para todos pero está muy mal repartido y, aún peor, muy mal gestionado dentro de las propias comunidades, por más competencias que se dan en vez de mejorar sectores se deja a los gobiernos autónmicos que los malogren, no sé dónde está el punto medio en esta España autonómica.


Un placer leerle Fritus, aunque haya estado tiempo sin pasar por aquí, me quedo, especialmente, con el post dedicado a perfidia del nacionalismo croata y los millones vaticanos.

Saludos!!!

Euphorbia dijo...

Toda la razón del mundo, pero como en tantas otras cosas, como con la lengua, habrá quien dirá algo y alguien que dirá todo lo contrario, dos bandos irreconciliables que no tendran en cuenta para nada la realidad.

Te pongo como ejemplo este post de otro blog:

http://fernannn.blogspot.com/2008/09/el-gobierno-de-catalua-hara-una-campaa.html

SBM dijo...

A pesar de las ganas que te dan de repartir sopapos creo que lo has explicado con mucha calidad y tranquilidad. Como tú creo que los nacionalismos (con independencia de la adscripción policía que tengan) son detestables. Como tu lo enfocas, el tema no es tanto cuánto debe aportar cada comunidad, como qué le hace falta a cada una.
Nuestro ex-bellotari Rodríguez Ibarra, aunque grite mucho, siempre se ha caracterizado por hacer poco, y los extremeños si algo le podemos afear de sus interminables mandatos es su complaciente inactividad. Somos deficitarios aún en muchas estructuras básicas, y nuestra situación quizás sea la consecuencia de políticas (franquistas) que fueron de todo menos solidarias para nuestra región, ten en cuenta que seguimos teniendo menos población que en los 60.
En cualquiera de los casos, después de oír las declaraciones de MOntilla y de Zapatero, la cosa promete, sin estridencias, sin conflictos, sin enfrentar a pueblos con demagogia barata y nacionalista seguro que se llega a una solución aceptable.

Merche Pallarés dijo...

Muy equilibrado tu post. Me ha gustado mucho y sí creo que la solución estaría en un sistema federal como dice Antonio Rodríguez y tambien en una mejor gestión de los presupuestos. Besotes, M.