domingo, 6 de julio de 2008

las monocotiledóneas de ignacio lloret



Tengo la inmensa fortuna de contar entre mis amigos de adolescencia a Ignacio Lloret. Lo conocí hace mas de de 22 años, en la Facultad de Derecho de Barcelona, y desde entonces hasta ahora ha sido una larga e intensa historia de amistad, han sido muchos viajes juntos, cuándo no teníamos un duro, demasiadas hormonas y un montón de vivencias en común en eso que le llaman "educación sentimental"...y tras el distanciamiento de la edad me alegro al pensar que no nos hemos perdido la pista...

Ignacio es un crack, no exagero al decir que me abrió los ojos a muchas cosas, a Kerouak, a Faulkner, a Pavese, a Raymond Carver,.... a casi todo lo que me ha gustado muchísimo y no hubiera leído por mí mismo.

Ignacio es licenciado en derecho pero tuvo la valentía, ...y la capacidad, de estudiar después algo que le gustaba más (filología germánica) y hoy se gana honradamente la vida como traductor de alemán. También es escritor. Bueno, eso lo fué siempre.

Además el cabrón sigue teniendo la misma cara que a los dieciocho años, cosa que a los cuarenta es dificil . No sé como lo hace, que desfachatez, a parte de escribir cojonudamente, le tengo una envidia...también por eso.

Os posteo la reseña-entrevista de su último libro en el Diario de Navarra del 21/6/08. Que lo disfruteis.

"...Ignacio Lloret presentó ayer su nuevo libro de relatos, ‘Monocotiledóneas’, que pertenece a la
Biblioteca Francisco Ynduráin y está editado por Bilaketa.
El autor ha perfilado estos relatos, cuando menos extraños, durante 5 años.

MICHELLE UNZUÉ Pamplona

Una mujer que decide quedarse a vivir en una bañera, o una pareja que no puede salir de unos grandes almacenes, son dos de los chocantes ejemplos de los 25 relatos que conforman la nueva obra del filólogo Ignacio Lloret, Monocotiledóneas.
La publicación de este título que evoca a las ciencias naturales del bachillerato es fruto del Premio Francisco Ynduráin, editado por Bilaketa y que el autor presentó ayer en el hotel Maisonnave.
Acérrimo defensor del relato, Lloret también cuenta en su bagaje creativo con la novela Juguetes sin recoger, ganadora del Premio a la Creación Literaria Príncipe de Viana en 2001.

¿El título de tu nueva obra es representativo de lo que el lector encontrará en sus páginas?
En cierta manera sí. Hace referencia a un elemento relacionado con las plantas y en la portada aparece un hombre observando una planta, porque me parece quede la observaciónde seres vivos surge cierta perplejidad. La perplejidadque nos causan cosas muy cotidianas y habituales tiene que ver con el tono del libro.

La melancolía también impregna estos relatos...
Sí, en contraposición a la ironía. Creo que la melancolía genera emoción y va a conseguir que el lector se conmueva.

¿Y otros estados de ánimo no le motivan tanto? Sí,pero desde mi punto de vista la melancolía está más relacionada con la alegría que con la tristeza. El estado melancólico se lo puede permitir una persona que es feliz.
La melancolía es la forma poética que adoptan la felicidad o la alegría: la desgracia y la tragedia son opuestas.

¿Hay algún otro elemento común en estos relatos?

La extrañeza es también un componente importante, el contenido de los relatos que escribo se basa en el cruce de lo fantástico y lo cotidiano. Todo viene de la tradición en la que han estado Borges, Cortázar, al principio Poe, Lovecraft... Soy un poco heredero, humilde y lejano, de llevar el elemento extraño al cuarto de estar de casa.

¿Y cómo se traslada esto aMonocotiledóneas?

Hay historias extrañas, como la de un hombre que no se ve con capacidad para integrarse entre el resto de peatones, una mujer que decide a quedarse a vivir en la bañera, un padre de familia que se compra un método en el kiosko para trascender y termina volando sobre el jardín de su casa... Y también hago una reivindicación del género del relato, que siempre está más olvidado.

¿Lo prefiere a la novela?
Sí, sin duda. La novela es un artefacto más complicado para escribir, no lo domino, mientras que el relato es algo más familiar para mí.

Relatos escritos durante cinco años. ¿Los más recientes difieren mucho de los más lejanos en el tiempo?
No, tienen una uniformidad tanto en el tono y forma como en el tipo de contenidos, el cruce de lo fantástico y lo cotidiano.

¿Como prevés la reacción de los lectores?
Creo que será positiva, porque pienso que lamayoría de los relatos publicados en este libro son buenos y además invitan a la relectura. Realmente lo que me gusta son los relatos que releo una y otra vez, como un poema, y es que el relato está mucho más cerca de la poesía que la novela.

¿Proyectos a la vista?
Ahora estoy metido en un libro de relatos pero reales. Recuerda a los últimos descubrimientos que realizó Truman Capote en su libro"Música para camaleones", intentó un cruce de géneros: diario personal, libro de viajes, relato de ficción, reportaje periodístico, etc. A esto quiero tender...."

Salud, paz y amor...chicos y chicas

Imágenes
Arriba: la foto que acompaña a la entrevista del diario de Navarra
Abajo: Ignacio es el primero por la derecha, el que se apoya en mi hombro ( la foto es del día de mi boda).

4 comentarios:

Selma dijo...

Daniel, estoy segura que Ignacio diría y dice lo mismo hablando de tí "Tengo la inmensa ..." porque debías entonces y ahora ser un amigo "col....t" ( las letras que faltan las sacas de verificación de la palabra ;-P ).
Gracias por presentarnos a Ignacio, a parte de vuestras vivencias...sín entrar en detalles, lástima, y a su última obra.

Petonets Daniel.

PD:Las letras que me salen no te serviran para completar la palabra: ESLAVYHL

Gonzo dijo...

Lo tendremos presente entrañable Fritus... ah, los amigos de la infancia, los míos están muy muy perdidos algunos... perra vida.

Cecilia Alameda dijo...

Tu amigo es otro amante de los relatos, del cuento corto. Es que hay que insistir por ese camino. Si a los amantes de la literatura les ofreces libros de relatos de calidad, seguro que los leen encantados.

Judith dijo...

Desde luego, ¡¡¡está igualito!!! Sí que ha sido un valiente por no abandonar su sueño y lanzarse a la aventura de publicar! Buscaré su libro, espero que en Barcelona esté.
Ahora mismo le digo a Elisabet que lea tu post!
Un abrazo y muchas felicidades, Ignacio, si lees este comentario!