viernes, 6 de junio de 2008

verdes de boquilla


En la imagen, casa pagesa fashion en Eivissa.
Supongo que la cosa no va mas allá de una broma entre estrellones de Hollywood, pero tiene su miga. El caso es que siempre me han fastidiado esos comprometidos de boquilla…los rojillos de salón.

Cuando estudiaba por las mañanas y trabajaba por las tardes, cuando iba a la universidad en mi misma ciudad ( de no haber sido así no creo que servidor hubiese tenido oportunidad de hacerlo, vivir en casa de mis padres e ir a la facultad en metro es lo que posibilitó que este chico de barrio pudiera estudiar, no hubiera habido pasta para pisos de alquiler y vida independiente en otras ciudades) me tocaban las narices los niños bien “alternativos” que te criticaban por tu escaso compromiso político mientras recibían de forma puntual mensualmente el cheque de papá…

Luego, en esta isla he vuelto a conocer muchos de esos, a muchos hippies de sangre azul, con casa pagesa fashion, la mar de divinos…. que no han plantado una hortaliza en su puñetera existencia. Ahora que soy mayor y pago/amos ( esa sociedad de sufrimiento mutuo tan bonita que se llama matrimonio) dos hipotecas y ni he visto ni espero ninguna herencia….me tocan los huevos (con perdón) todos y cada uno de ellos, sin excepción.

Os posteo un frívolo post que he visto en la crónica social de la vanguardia, pero que también tiene su miga ….

ESTOY HARTO DE QUE ME GORRONEEN EL JET PRIVADO

Berlín. (EFE).- El actor estadounidense Mark Wahlberg afirma que su colega Leonardo DiCaprio es un tacaño que se apunta a su 'jet' privado a la menor oportunidad con tal de no alquilar uno. "Es demasiado agarrado para alquilarse su propio avión. Siempre quiere volar conmigo. Así de depravado es Hollywood", afirma Wahlberg sobre DiCaprio, con quien compartió cartel en la oscarizada 'Infiltrados', del director Martin Scorsese, en una entrevista con la versión alemana de la revista "Vanity Fair".
El actor califica de "completamente estúpido" que intérpretes como DiCaprio o George Clooney expresen públicamente su compromiso por el medio ambiente pero sigan viajando en aviones privados al mismo tiempo. "No soy ningún ecologista ejemplar pero intento cambiar cosas en mi casa para hacerlas más ecológicas: bombillas, reciclaje y cosas así", señala. Sin embargo, no está dispuesto a renunciar a determinadas comodidades como su 'jet' privado. "Mi avión siempre está listo para despegar en el aeropuerto", apunta.
El actor, que en los años noventa se dedicó a la música rap con el pseudónimo Marky Mark y trabajó como modelo de ropa interior, asegura que en su familia era "verdaderamente pobre" durante su infancia. "Cuando era adolescente estaba a menudo tan enfadado que me daba igual si moría o vivía. Pero de eso hace mucho tiempo", indica.
Respecto a sus días como modelo de calzoncillos para la marca Calvin Klein, afirma que vestido se siente mucho más agusto y se alegra de que esos anuncios ya no se vean por ninguna parte. "Siendo sincero, me gustan más que los vídeos musicales (que hice) que aún hoy se pasan por televisión. Eran malos, realmente malos", señala Wahlberg para añadir que su época como rapero "terminó definitivamente".
El actor, de 36 años, fue nominado el año pasado por primera vez a un Oscar, como mejor actor secundario por "Infiltrados".

8 comentarios:

Marcelo dijo...

Qué sensibilidad la de esta actor, con sus bombillas eléctricas! Tendrían quebajar un ratito al tercer mundo pero...solitos, sin comitivas.
Un abrazo!

siloam dijo...

ahí, ahí...de verdad, pijolandia cada día la soporto menos (no me refiero al hecho de haber nacido en una familia o en otra, eso no se elige) pero vamos, los que tuvimos a los padres trabajando durísimo por nosotros, trabajando algún verano - por suerte, llevé bien los estudios, y estudiando en la pública siempre, no puedo ir de quejica, eso sí, mis padres no se hubieran podido permitir pijoterias privadas; y luego aparecen éstos, (y ya q salió lo de mi hermano, q trabajó 1º y luego tenia beca y á la vez trabajaba,- las canas ya le salieron en MN, del strés- te viene algúno de estos, q encima amparado en papimoney no hizo nada, a decir: claro, como tu hermano está fuera y "bien relacionado") Los detesto, y a veces me dan pena , eso sí, muy alternativos , lo fashion; jo, si hasta personas más o menos como yo andan con el virus de la pijolandia (te lo juro q conozco gente q si ahora se echa las manos a la cabeza ante "la crisis", no me da pena ninguna, es que cambiaron su piso normal o su coche normal, por humo de hipotecas y anuncio, nuevos ricos totales; me solidarizo con otr@s, con esos no.Para pavo real, el auténtico, el que despliega las plumas...
lo de los artistas, bua, yo esas cosas ya ni las leo, parecen niños, son niños caprichosos, jugando a modernos ecológicos...bla, bla.
abrazos y feliz finde.

Cecilia Alameda dijo...

Todos derrapamos un poco cuando hablamos de ecología. No pasamos frío, no pasamos calor, nos gusta llevar la ropa limpia, ducharnos y, seguramente, contribuimos a que se deteriore el medio ambiente. Pero lo de ciertos individuos ya es exagerado. Unos con aviones, otros con cinco coches de escolta, otros vertiendo residuos en ríos y mares, otros gastando agua para regar campos de golf...
Hay que seguir criticándoles, claro que sí. Y contándoles sus tonterías a los amigos para que a nadie nos dén gato por liebre.
Feliz sábado con tu linda criatura.

Selma dijo...

No soy de natural "cotilla" al menos lo intento, pero recuerdo haber visto por las calles de la ciudad donde vivo un "okupa" muy conocido mío, cuyos padres tienen en un pueblo de la costa un negocio muy, pero que muy rentable, vaya, que tiene el niño, espaldas, riñones y lo que falta muy bien cubiertos... Eso si de "okupa" y lo que haga falta "lejito" de casa... por eso de la credibilidad...

Molts petonets Daniel!

brujaroja dijo...

Rojos de salón, ecologistas de salón, alternativos de salón... Tiene razón Cecilia, es cierto que todos tenemos una cierta descompensación entre lo que pensamos y lo que hacemos: al fin y al cabo ponemos calefacción y agua caliente y gastamos más agua y más energía de la debida y a veces utilizamos el coche más de lo que debiéramos... pero hay cosas que claman verdaderamente al cielo.

Manuel Ortiz dijo...

Gilipollas de esta especie tan común los ha habido, los hay y los habrá siempre. Todos podemos contar historias de conocidos de este tipo. En los 'años dorados' de Ibiza, por cierto, no vea usted cuantos sujetos de esta índole proliferaban por la isla. Y los sigue habiendo.

Lo de la gente de Hollywood me parece normal. Cualquier tipo que sea capaz de vivir en esa especie de parque temático del cine tiene todas las papeletas para ser nominado no al Oscar, sino al Tontolculo del Año.

fritus dijo...

gracias a todos por vuestra visita...en fin, queridos. prometo un post más interesante para mañana o quizás incluso essta noche..no se como me ha dado esta pataleta proletaria, pero es que , de verdad, ...lo del jet privado me ha llegao.

un abrazo

Euphorbia dijo...

Realmente muchas familias que no viven en el lugar donde está la universidad no tienen las mismas posibilidades, eso lo vi yo en el pueblo de mis padres, han sido pocos los que han venido a estudiar a Barcelona, pagar un piso, aunque sea compartido, más viajes y el resto de cosas necesarias no se lo puede permitir todo el mundo, es una injusticia.

Yo también he conocido gente de ésta que van de super progres pero tienen a papá detrás, recuerdo uno en concreto que le hubiese partido la cara. Cuando era adolescente con las amigas conocimos un grupillo de universitarios de primero (algunos dudo que hubieran pasado de ahí) con sus melenas, sus bicis, sus bailes en el "tradicionarius" y etc, no se que les pasó a mis amigas que se les caía la baba con uno en concreto que vivía muy independiente él pero con la pasta del negocio familar que le daban sus papas. No sé por qué yo le calé enseguida y nos odiábamos mutuamente, por suerte a mis amigas les acabó cayendo la venda de los ojos y lo mandaron a paseo, es que era idiota el pobre. Pero bueno, menudo rollo que te he pegado.