jueves, 17 de abril de 2008

"la luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la comprendieron" Juan 1:5. Nuevo Testamento



Este post está hecho más de imágenes que de palabras, porque en favor de lo que quiero expresar, que se me escapa,....tendrán mucha mas fuerza que las palabras las imágenes que he elegido, que recogen principios viejos como el mundo.
La literatura , la mitología ...están llenas de alusiones a la eterna lucha de la luz contra la oscuridad. Desde el mito de Prometeo, que roba el fuego a los Dioses para dárselo a los humanos...hasta obras de la subcultura contemporánea como el "Señor de los Anillos" de Tolkien ( confieso que no lo he leído y me he dormido en todos los intentos de ver las pelis), el tema nos obsesiona. Supongo que porque la realidad sobrepasa a la ficción.

He elegido estas dos imágenes. Una corresponde a la quema de libros de autores "degenerados" organizada por el partido nazi- entonces recién ascendido al poder , -3 meses-el 10 de mayo de 1933 en Berlín. Ardieron obras de Hermann Hesse, de Thomas Mann , de Stefan Zweig..., y de muchos otros. He citado a esos tres por que de los tres he leído algo, y creo, que "Demian", o" la "Montaña Mágica"o "La piedad peligrosa" me ayudaron mucho en ese duro trago de niño a adulto que es la adolescencia , que en estos tiempos blandos que vivimos es como más larga. Contribuyeron a formarme como persona.
Cuando le relataron el hecho, otro de los "degenerados", Sigmund Freud, comentó: "En la edad media me hubiesen quemado a mí, ahora queman mis libros"

La otra imagen es un cartel dibujado por el dibujante valenciano Don Vicente Vila Gimeno a encargo del Ministerio de instrucción pública del gobierno del Frente Popular en la Segunda República. Lo he sacado de una página maravillosa, que recomiendo a todo el mundo. El cartel es explícito hasta el límite de lo emocionante,sobran comentarios. Deciros que los libros anteriores que he citado, y muchos otros, los pedí prestados en su epóca en una Biblioteca Pública situada en la calle Sant Pere més Baix de Barcelona. Era (es) un caserón antiguo que empezó a funcionar como biblioteca pública en los años 30, teniendo las competencias de educación y cultura la Generalitat presidida por Don Lluís Companys i Jover, que luego acabaría sus días cazado como un conejo por la gestapo en Francia, y fusilado en 1940 por el gobierno franquista que solicitó su búsqueda. Dice un testigo de la ejecución que le dió tiempo a gritar "visca la llibertat¡"


Me daba la gana recordarlo. No quiero olvidarlo. Salud, paz y amor
post scriptum: Si teneis un momentito, pasead por esta web, vale la pena
http://www.sbhac.net/Republica/Carteles/Index.htm

9 comentarios:

Cecilia Alameda dijo...

Precioso en su sencillez, en su simpleza, el cartel que induce al uso de la biblioteca. Cuánto empeño puso el gobierno republicano en transmitir cultura a los españoles. Las Misiones Pedagógicas, con sus bibliotecas y museos ambulantes, debió de ser una experiencia fantástica para quienes participaron en ellas.
Pasaré por la página que nos aconsejas.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Terrible una quema de libros, es querer eliminar toda un vida, un pensamiento, pero les diría a estos bárbaros que no lo consiguen que siempre hay quien por medio de la palabra cuenta la historia y la pasa de padres a hijos, es tremendo querer borrarlo todo para que el mundo no se entere.
Están locos !!!!

Antonio Rodriguez dijo...

Fritus
Una de las muchas cosas que diferenció a la República de la barbarie fascista, fue su posición ante la cultura.
La República realizó una ingente labor en pro de mejorar la educación y la cultura de las personas y ya en la propia guerra, desde los mismo balattones tanbien se preocupó de que los soldaddos y milicianos elebaran su nivel cultural mediante las escuelas de campaña.
Mientras los fascistas imponían la razón de la fuerza, desde la República se impuso la fuerza de la razon. Solo los incultos y los necios queman los libros.
Salud, República y Socialismo

Selma dijo...

Bona tarda Fritus,

Leyendo tu Entrada, me viene inmediatamente a la memoria la magnifica película
"Fahrenheit 451" de Truffaut, inspirada en el libro homónimo de Bradbury...

Gracias por recordarnos que cultura y barbarie son incompatibles...

Petonets Fritus

Euphorbia dijo...

A todo régimen totalitario le interesa que no se lea.

Seguro que los fascismos y comunismos más antiguos, si vieran nuestra televisión les daría envídia no haber tenido un instrumento tan útil.

Manuel Ortiz dijo...

Sí, creo que, como dice Selma, es muy probable que a alguno de nosotros, leyendo esta entrada, nos haya venido a la memoria esa película.

Me sigue pareciendo muy interesante, y le felicito por ello, la recopilación que está usted haciendo sobre imágenes/textos de la República, con ese textos que reunen las virtudes de ser breves y muy explicativos.

Todo un acierto.

fritus dijo...

Hombre, como siempre, gracias por pasaros por casa, os sacaría unas cervecitas....

Este post me vino en un flash, ya hace días, y a raíz de un post del gran Adanero dedicado a Ibn Hazm, ( si es que la red está llena de copiones, y yo el primero)
http://letelephonepleure.blogspot.com/2008/03/aunque-quemis-el-papel-nunca-quemaris.html

empecé a barrinarlo...hay mucho de sentimiento, un poco de maniqueísmo, lo confieso...y me habéis calado en lo que pensaba decir.
En fin, a todos muchas gracias por la visita...un abrazo y salud, paz y amor

Mega dijo...

La quema de libros en Berlín fue realizada en la Bebelplatz, frente a la Staatsoper Unter den Linden (en el paseo Bajo los tilos) y la Universidad Humboldt. Si no me equivoco, creo que fue en el 2003 (70.º aniversario) cuando levantaron (en realidad, soterraron) en la misma plaza una instalación a modo de recordatorio que os recomiendo mucho que visitéis.

Para verla, tenéis que llegar hasta el centro mismo de la plaza. Y mirar hacia abajo. Es espectacular lo que han hecho para no olvidar esa terrible quema del pasado.

(Los alemanes de hoy en día siguen avergonzados por algo que, no lo olvidemos, hicieron sus abuelos y bisabuelos. Cargan con la vergüenza de ello, y creo que eso los dignifica.)

Un saludo

fritus dijo...

Hola Mega: Me alegra mucho verte en el Mundo Frito. ...Me encantaría un viaje a Berlín, pero queda un poco aplazado hasta que mi niña Tanit sea, al menos, un poco mayor.
Siempre he pensado en lo tráumatico que debe ser para los alemanes de hoy el período nazi.
Tanto para los que son descendientes o parientes de comunistas, gitanos, judíos, homosexuales, disidentes en general...(no fue exclusivamente una persecución racial, aunque los judíos tengan productoras en hollywood y hayan tenido oportunidad de mostrar al mundo su genocidio, que por supuesto, existió realmente)como para los nietos de los que montaron todo aquello.
Es curioso ver como los autores quemados aquel día eran todos alemanes o austríacos, de su area lingüística.

Un abrazo