viernes, 4 de abril de 2008

esperanza en la isla de los limones


Siguiendo mi costumbre de postear cosas que yo no he escrito, (en este caso, básicamente por mi desconocimiento de los intringulís del asunto, ya que he de confesar que ignoro como se ha venido desarrollando en los últimos tiempos este conflicto, enquistado tantos años), cuelgo literalmente la que a priori me parece una buena noticia.

Sucede la escena dentro de este Mediterráneo que, desde mi más profundo antinacionalismo, siento como mi única patria. ( Bueno, también está el alcohol, como decía Rick/ Humprey Bogart en Casablanca , cuando respondía a la pregunta de su nacionalidad con un contundente:”Soy Borracho”). Por esas dos razones, posteo este esperanzador corte de prensa en el que aparecen unos chipriotas ( poco me importa a mí lo de grecochipriotas o turcochipriotas), en esa positiva y vitalista actitud de empinar el codo para celebrar algo.

Los intentos de borrar fronteras, tanto en los mapas como en los corazones, me ponen de buen humor.

¡Viva la alianza de civilizaciones! ¡ Viva la primavera! ¡Vivan los viernes soleados- (aunque haya sequía)-¡ (hips!.)


El Periódico de Catalunya- Edición vespertina 3/4/08

…. La calle Ledras, en el casco histórico de Nicosia, la capital de Chipre, considerada un símbolo de la división de la isla desde hace 34 años, entre les comunidades grecochipriota y turcochipriota, se ha abierto oficialmente a los viandantes.


"El camino aún es largo, pero éste es el primer paso y esperemos que haya otros", ha dicho la alcaldesa de la ciudad, Eleni Mavrou, en griego y turco, en referencia a la renacida esperanza de reunificar Chipre.

La calle se ha abierto a las 9.30 hores después de una breve ceremonia oficial a la que han asistido representantes de las Naciones Unidas y de los líderes chipriotas turco y griego.
Cascos azules de la ONU
Alrededor de 3.000 personas de las dos comunidades se han concentrado después de la apertura ante el pase fronterizo esperando su turno para poder pasar, según han informado en la calle Ledras los cascos azules de la ONU que inspeccionan la documentación de los transeúntes.

Los ciudadanos de la capital podrán ahora atravesar sin problemas la simbólica calle enseñando el pasaporte o el carnet de identidad a los soldados de la ONU en una señal de creación de confianza de los líderes de la isla mediterránea para volver a encarrilar las negociaciones de reunificación.


Relanzamiento de las negociaciones


El acuerdo para la reapertura se consiguió en la primera reunión entre el nuevo presidente de la República de Chipre, Dimitris Christofias, y el líder turcochipriota, Mehmet Ali Talat el pasado 21 de marzo, cuando acordaron también relanzar las negociaciones para acabar con la división de la isla.

Chipre está dividida desde que el Ejército turco invadió su parte norte en 1974 tras un golpe de Estado nacionalista greco-chipriota que contaba con el respaldo del entonces régimen militar de Atenas.


Mayoría griega


La República de Chipre, de mayoría griega y que ocupa dos tercios de la isla, es reconocida por la comunidad internacional y desde el 2004 es miembro de la Unión Europea, mientras que la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre solo es reconocida por Turquía.

La calle se ha convertido en el símbolo de la división ya que separa desde la partición a las dos comunidades y su reapertura supone recuperar el libre movimiento para ambos grupos en el centro histórico y comercial de la ciudad.

3 comentarios:

brujaroja dijo...

Me sumo a los viernes soleados de primavera: En mi norte el cielo está azul, el mar tiene puntillitas blancas, y para mayor dicha, no parece haber sequía después de un mes de marzo particularmente lluvioso...

Mega dijo...

Sin duda es un motivo para la alegría y la celebración.
¡Vivan las reunificaciones!
¡Abajo los nacionalismos!

Eso, eso. A ver quién es el siguiente país que se anima...

Saludos, Fritus.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Otro muro de la vergüenza que ha caido.