viernes, 28 de marzo de 2008

! qué grande, Jesse!


Ahora que algunos aprovechan para polemizar sobre si deben o no ser boicoteada la celebración de los próximos Juegos Olímpicos de Pekín, me permito traer a la memoria unas Olimpiadas cuyo estado anfitrión merecería sin dudas ser boicoteado...Berlín 1936, tres años después de la subida al poder del NSDAP y de su líder, Adolf Hitler.

Recuerdo como una escena emocionante, esas imágenes en un documental en las que el atleta afroamericano Jesse Owens gana indiscutiblemente en la prueba de 100 metros lisos al resto de atletas, todos blancos, (no como ahora) dos de ellos-si no recuerdo mal- luciendo svástikas en la camiseta-y la cara de gilipollas estreñido( más aún de la que tenía habitualmente) que se le queda al Führer viendo la escena.

Owens realizó una gran hazaña en los Juegos al al ganar cuatro medallas de oro(100 metros lisos, salto de longitud, 200 metros lisos; y en el equipo de relevos 4x100 metros ). Esta marca de cuatro medallas de oro en unas olimpiadas no fue igualada hasta 1984 por Carl Lewis. Lo triste del asunto es que cuando regresó a U.S.A., se encontró con lo que relata en sus memorias:

"....Cuando volví a mi país natal, después de todas las historias sobre Hitler, no pude viajar en la parte delantera del autobús. Volví a la puerta de atrás. No podía vivir donde quería. No fui invitado a estrechar la mano de Hitler, pero tampoco fui invitado a la Casa Blanca a dar la mano al Presidente."

En cualquier caso...fué muy grande, Jesse.







6 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

Ojo, que igual me equivoco. Pero si no recuerdo mal, la imagen de Owens recibiendo una de las medallas, en la que el atleta aparece con el puño levantado, dio origen a unos pósteres que se hicieron muy populares en los años 60/70 y que decían: "Black Power".

Todo un mítico hecho histórico, en efecto.

Un saludo.

Adanero dijo...

He visto varias veces esas imágenes y en verdad que son grandiosas. Son una bofetada de lleno al nazismo y a todo lo que representaba (representa).
En los Juegos Olímpicos que se avecinan, a pesar de las continuas violaciones de los derechos humanos en China, me da a mí que pocas "bofetadas" vamos a ver en favor de la dignidad. 1.300 millones de chinos bebiendo Coca-Mola es un negocio que no hay que dejar escapar.

Un saludo.

Adanero dijo...

Se me olvidaba una cosilla para Manuel. Esa famosa foto es más actual, de los años sesenta creo. No se si es de los Juegos Olímpicos de Tokio o los de Méjico.
¡Hala! El quisquilloso de Adanero ya está corrigiendo.

Un saludo.

fritus dijo...

Muchas gracias a ambos por vuestra visita..los comentarios son lo que hace que valga la pena esto del blog.
Me da que va a tener razón Adanero y que la foto en custión es de los años 60....en cualquier caso reiterar el agradecimiento por la visita, y prometerme a mí mismo tratar de redactar cosas más creativas en el futuro, que me alejen del recurso fácil del "corta y pega"

Un saludo.

Manuel Ortiz dijo...

Efestiviwonder, Adanero. La foto corresponde a los JJOO de México y además de un año clave: nada menos que del mítico 1968, año en el que, como se sabe, ocurrió todo. Y de aquellos barros, estos lodos. O viceversa. Pero así hemos salido. Es lo que hay.

Gracias por la enmienda.

fritus dijo...

Hombre Don Manuel: Muchísimas gracias por eso del año 68 en el que ocurrió todo...servidor nació en diciembre de ese año, de puñetera casualidad por supuesto.

Me estoy devanando los sesos intentando buscar el personaje adecuado para compartir la cena que Ud. propone en su último post, pero casi todos los favoritos están muertos.

Salud